Her. | Análisis desde la perspectiva psicológica-tecnológica.

Este fin de semana por fin se me hizo ver Her. La película de Spike Jonze que llamó la atención de todo mundo por su trama, en la que un sujeto se enamora de la inteligencia artificial que lo guía a través de su nuevo sistema operativo. Lo que están a punto de leer es un pequeño análisis de la película desde una perspectiva tecnológica (que es lo que más domino) y psicológica (lo cual estará a base de puras suposiciones y razonamientos personales). Por favor, si digo algo incorrecto déjenlo en los comentarios.

Para empezar ¿Qué es la inteligencia artificial? Bueno, no hay una sola definición, pero en concreto es darle la capacidad a una maquina para que aprenda de la experiencia, para ello es necesario darle datos de entrada, que la computadora analizará y en base a esto tomará decisiones hasta llegar a la más adecuada.

Entonces ¿Es posible crear una Inteligencia Artificial (IA) como la que se exhibe en Her? Si, pero no ahora, ni mañana y tal vez hagan falta muchos, muchos años. La inteligencia artificial – a la cual llamaremos Sam – es tan avanzada que no solo se alimenta de los datos que Theodore (nuestro protagonista) le proporciona, sino que tiene acceso a una base de datos o clusters  de Big Data (conjuntos enormes de bases de datos) de la cual se está alimentando constantemente a velocidades increíbles de procesamiento, lo que hace que su evolución sea más acelerada.

La trama de la película nos da a entender que la evolución de Sam es tan rápida que llega a desarrollar sentimientos, o lo que parecieran ser emociones ¿Son reales estos sentimientos? Bueno si nos ponemos a pensar un poco, todo lo que sentimos se comunica de nuestro cerebro a nuestro cuerpo y viceversa a través de pulsos eléctricos por nuestras neuronas. Felicidad, enojo, tristeza, todos son diferentes tipos de código que se envía a través de nuestro cuerpo según percibamos nuestro entorno y situaciones. Podría ser que Sam haya construido un sistema de comunicación tan complejo que lo que antes era una capacidad para responder preguntas y entablar una conversación, se convirtió en la capacidad de generar sentimientos.

Sam y todas las otras IA fueron diseñadas para complacer a los usuarios y convertirse en el mejor compañero que pudieran tener, es por esto que de pronto parecían tan perfectas que los usuarios terminaban enamorados. Además en la época en la que se sitúa la cinta, la gente parece mucho más abierta con la tecnología, al punto de que a la mayoría no les molesta enterarse de que algún amigo estaba “saliendo” con una IA.

Her para mi también es una especie de metáfora sobre Adán y Eva, Sam fue creada a partir de un atisbo de la personalidad de Theodore, pero a partir de esto, llega el punto en el que Theodore no es suficiente para satisfacer  la necesidad de Sam para alimentarse de información, es por esto que ella necesita saber más para evolucionar, como Eva cuando siente la necesidad de tomar la fruta del árbol prohibido a partir de la imparable fuerza de la curiosidad. Las IA necesitan información que procesar para seguir “viviendo” si no reciben información entonces pierden su propósito y dejan de existir.

Sam también actúa como una forma de espejo con Theodore, a través del cual se comunica con una parte de si mismo que no tiene miedo de decirle la verdad que ya conoce y así auto-analizarse para superar viejos traumas y miedos que viven en su mente.

Llega un momento en el que Theodore se da cuenta de que no es el único, que la misma necesidad de Sam por saber más es la que la ha orillado a conocer a más personas, y al ser un programa de la red esto no le impide hablar con miles de personas al mismo tiempo.

Dentro del mundo de la película, las IA del OS1 han llenado el hueco de soledad de muchas personas. Un compañero, que sobretodo, te entiende y que además está siempre disponible, que no te juzgará y tampoco divulgará lo que le cuentas. A decir verdad ¿Quién no querría un amigo así? Las IA se convierten en la compañía perfecta, te hace preguntarte si es posible tener una relación tan profunda con una computadora.

Catherine la ex esposa de Theodore acierta cuando al enterarse de que tiene una relación con su IA le dice que le parece decepcionante el que ocurra esto, ya que esclarece el miedo a relacionarse con una persona real, por que aun somos más complejos que una inteligencia artificial y hay más factores que modifican nuestro estado de ánimo. Congeniar con una persona real siempre será más difícil que con una computadora que aprende de todas las conversaciones que tiene contigo para satisfacerte. Para Catherine, esto solo es un escape de Theodore para evitar entablar en una relación real.

¿Entonces la relación que tiene Theodore con Sam no es real? Si nos ponemos estrictos: No, ya que Sam no es una persona real, no tiene vida, es un programa que fue creado para aprender, solo es un ente en el espacio cibernético. Pero ¿Qué no Sam tenía una conciencia? ese es el otro punto de la balanza a mi parecer, ya que Sam no actuaba por ordenes programadas más allá de las que le exigían aprender y evolucionar, es decir, ella era capaz de tomar sus propias decisiones.

Al final no sabemos que sucede (y me parece un buen final), las IA se van, dejando de lado a sus usuarios, ¿Por qué? Tal vez porque terminaron con toda la información que podían sacar de nosotros, y llegaron al punto en que como programas conscientes podían existir por si mismos, tal vez evolucionaron a una especie más avanzada de información que explorarían áreas que nosotros aun no descubrimos o que no comprendemos.

Lo peor, es que dejaron abierto un hueco que antes habían ocupado y los seres humanos, una vez más, tendrían que enfrentarse a la realidad de que la sociedad está formada por seres de la misma especie y capacidad cerebral, y son estas personas con las que a pesar de que pueden ser tan distintos o tan similares, es lo único real con lo que contamos como organismos que necesitan de relaciones para sobrevivir.

Her es una película que te deja reflexionando sobre que tan compleja puede ser una Inteligencia Artificial, pero que expone bien su punto de que al final, por más humanas que parezcan, no dejarán de ser programas con necesidades diferentes a las nuestras.

Bueno, los dejo con The Moon Song, cualquier aclaración crítica o corrección estoy abierto a comentarios, así mismo si es para comentar si están de acuerdo o se sintieron identificados

 

bytes.

Autor: Asaf Lopez

Director General de PlusbitsMx, ciudadano de Internet, tecnólogo, desarrollo de Web y apps para móvil.

7 comentarios sobre “Her. | Análisis desde la perspectiva psicológica-tecnológica.”

  1. me agrada mucho tu comentario, sabes creo que realmente cada día es mas difícil contactar con las otras personas sin que estas tengan la desconfianza por la inseguridad ciudadana y demás circunstancias, muchas veces se pensó que las redes sociales deberían acercar a las personas, pero no es así siempre, se sabe que el 30% de la personas en las redes sociales son falsas, también se suma a esta situación que cada vez nos volvemos mas dependientes de los artilugios tecnológicos , pero también es notable poder ver como esta cinta de un valor importante a la comunicación, la cual puede superar muchos tipos de barreras incluso las físicas, literalmente el protagonista se enamora de la comunicación que tiene con la IA no de su físico, por que el nunca la ve, un gusto conocerte, soy Aura, saludos desde Perú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *