Anarquía y golpes: El Club de la Pelea.

La primera regla del club de la pelea es que no se habla del club de la pelea.

Muchas veces necesitamos dar unos buenos golpes para desahogarnos, y de esto se aprovechan el enigmático Tyler Durden y el protagonista para crear el club de la pelea: donde hombres de todo tipo se reúnen cada sábado en la noche para pelear por el simple deseo de liberarse, sin embargo Tyler tiene otros planes además del club, y su objetivo es la sociedad actual,  consumista, ambiciosa, infeliz y que oprime la vida de muchos.

Con una adaptación en el cine -que no he visto-, Chuck Palahniuk más que narrar la historia de un protagonista como todos y de crear a Tyler Durden, un personaje que ha sido glorificado como muchos otros, muestra la vulnerabilidad de las personas ante la frustración y el deseo. Cómo aquellos hombres enfrascados en su trabajo y otros problemas, buscan un desahogo, pero en lugar de algo personal como un simple pasatiempo, es una rebelión, un puño contra las reglas establecidas por una sociedad que se guía por el dinero y las apariencias, porque en el Club de la Pelea, una vez que estás dentro los nombres desaparecen.

Sin duda El Club de la Pelea sentó bases para muchas películas de acción de hoy.

Autor: Itzel M.

6655321. Libros. Películas. Anime. Series. Videojuegos. Terror. Víctima de muchos fandoms. Fácilmente odiable. Twitter: @itzeluuh

Un comentario sobre “Anarquía y golpes: El Club de la Pelea.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *