Birdman o la Inesperada Virtud de la Ignorancia | Reseña.

Birdman es una película que alzó las expectativas y mantenía las miradas debido a varios factores, uno de ellos es la dirección por parte de Alejandro G. Iñárritu un mexicano que ya ha sorprendido al mundo con su forma de contar historias y esta vez no es la excepción.

Tempranamente puedo decir que Birdman se acoplará a la competencia de las cintas nominadas para el premio de la Academia a mejor Película y es que está tan bien ejecutada y decide arriesgar en formas de hacer cine que es una película que técnicamente vale mucho la pena.

Birdman o la Inesperada Virtud de la Ignorancia nos cuenta la historia de Riggan Thomson (Michael Keaton) un actor ya entrado en años que trata de recuperar la admiración de las personas después de encasillarse en el papel de Birdman el superhéroe basado en los dibujos animados de Hannah-Barbera  y lo hace montando una obra de teatro en Broadway, la historia nos llevará desde los ensayos finales hasta el estreno de la obra a través de las distintas relaciones con las personas que lo rodean.

birdman-zach-galifianakis
Zack Galifianakis como Jake en uno de sus mejores papeles.

La película es contada a través de un flujo casi perfecto dirigido por un solo plano secuencia con transiciones sutiles, algunas casi imperceptibles que marcan el final e inicio de una escena, pero queda claro que el director nos quiere dar la impresión de que la cinta se lleva a cabo en una sola toma. El trabajo de fotografía es tan bueno como se puede esperar de Emmanuel “El Chivo” Lubeski, un juego constante con las luces dentro del teatro, camerinos y la ciudad.

Un papel protagónico que le queda perfectamente a Michael Keaton después de haber sido Batman en las películas de Tim Burton y lo hace excelentemente bien – huele a nominación –, al igual que Emma Stone, que si bien su papel es menos presencial en pantalla, hace de la hija de Riggan, Sam, quien es una ex junkie rehabilitada que lucha con el sentimiento de grandeza imperfecta de su padre y aprovecha sus partes del guión para sacarle todo el provecho a su actuación.

Edward Norton y Michael Keaton en una relación antagónica y dependiente.
Edward Norton y Michael Keaton en una relación antagónica y dependiente.

Edward Norton se luce una vez más como un actor que resulta ser un engreído pero que es tan bueno en lo que hace que a los demás no les queda más que soportarlo, dejando claro que es uno de los grandes actores de su generación. Por otra parte vemos a Zack Galifianakis en uno de sus papeles más serios, o al menos el más serio en el que lo he visto demostrándonos que no solo es un actor de comedia.

Iñárritu también apuesta con un soundtrack totalmente diferente, ya que el 90% de este esta compuesto por una batería jazz haciendo sonar los tambores y platillos, algo que me pareció bastante bueno y original.

Lubeski, Keaton e Iñárritu.
Lubeski, Keaton e Iñárritu.

Finalmente Birdman es una sátira misma a la vida de muchos actores que tras encasillarse en un personaje les parece difícil explorar nuevos territorios y se quedan estancados y después vuelven con gran proyecto o traen la misma franquicia del super héroe pero 30 años después. Sátira que se extiende hacia los actores en auge que se mencionan en la película dandole un toque más de humor.

Una película que me encantó y que apesta totalmente a Oscar – al menos será nominada a 5 categorías: Director, actor, actor de reparto, cinematografía y actriz–, que se une a Gone Girl e Interstellar como mis películas favoritas de este año, logró cautivarme. Tal vez fue su increíble final.

Totalmente recomendable.

bytes.

Autor: Asaf Lopez

Director General de PlusbitsMx, ciudadano de Internet, tecnólogo, desarrollo de Web y apps para móvil.

3 comentarios sobre “Birdman o la Inesperada Virtud de la Ignorancia | Reseña.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *