To all the boys I’ve loved before | Reseña

Autor: Jenny Han
Libro: #1 Trilogía “To all the boys I’ve loved before”
Editorial: Simon & Schuster
Páginas: 356

To all the boys I’ve loved before, es el primer libro en la trilogía que lleva el mismo nombre, escritos por Jenny Han. Nos cuenta la historia de Lara Jean, una adolescente que tiene una vida como cualquier otra, vive con su papá, su hermana mayor Margot y Katherine, la menor.

Las actividades de Lara Jean consisten en hornear, pasar tiempo con su familia, hacer libros de recortes y releer sus cartas, en especial cartas de amor, y no son cartas que ella haya recibido, son cartas que ha escrito a cada uno de los chicos de los que se ha enamorado, 5 en total, y las ha guardado como una de sus posesiones más preciadas.

La vida amorosa de Lara comienza a complicarse cuando misteriosamente estas cartas son enviadas a los destinatarios y se descubre envuelta en un sin fin de situaciones incómodas para tratar de recuperarlas.

El libro es muy ligero, es una lectura rápida pero muy placentera, la manera en la que Jenny Han escribe hace que realmente te pongas en los zapatos de la protagonista, la trama se desarrolla muy bien, y el crecimiento de los personajes es estupendo, solo quieres seguir leyendo y averiguar qué es lo que va a pasar después.

Si les gustan los libros románticos definitivamente este va a encantarles y si no, es un muy buen libro para empezar con este género.

El siguiente libro en la trilogía: P.S I still love you, ya se encuentra traducido al español, y el último libro, que concluye con la historia “Always and forever, Lara Jean” salió el pasado mayo, así que pueden encontrarlo en su idioma original.

Todos deberíamos ser feministas | Reseña

  • Autor: Chimamanda Ngozi Adichie
  • Libro: Autoconclusivo
  • Editorial: Literatura Random House
  • Páginas: 64

Todos deberíamos ser feministas es un libro que reúne la emblemática plática que dio la autora en su TEDxTalk sobre lo que significa ser feminista, en nuestra época.

Chimamanda nos explica que el feminismo no es solo para mujeres, es orientado a todas las personas, relatándonos lo que es ser feminista en el siglo XXI desde su punto de vista como mujer nigeriana, y me parece que nos sentiremos identificados con muchas de las situaciones que nos relata, ya sea habiéndolas presenciado, o simplemente ignorándolas, porque con el paso del tiempo se han ido normalizando en nuestra sociedad.

El punto central de toda esta platica, o el planteamiento más importante, es el porqué de los prejuicios cuando se habla del feminismo, y no sólo por parte de los hombres, si no de las mismas mujeres, se ha asociado el feminismo con el pensamiento de que las mujeres odian a los hombres, o incluso que los ven como seres inferiores y en algunos de los casos, hasta que son poco femeninas.

Todos deberíamos ser feministas nos ayuda a conocer, y nos brinda información, sobre las dudas que son más comunes al hablar de feminismo, Chimamanda expone su conocimiento de una forma muy digerible, pero también aturdiendo, invitándonos a reaccionar ante la violencia de género, que todos los días está presente en nuestro entorno.

Chimamanda Ngozi Adichie

En mi opinión “Todos deberíamos ser feministas” es un libro magnífico, lleno de respuestas a las preguntas más comunes, y también a las que aún no nos habíamos planteado, lleno de elocuencia, información sólida y amor por la igualdad de género, creo que es un libro que todos deberíamos de leer. Necesitamos el feminismo, necesitamos toda la información que podamos sobre la violencia de género, necesitamos empezar a ver a todos los seres humanos como lo que son: Personas, y buscar la equidad y la justicia sobre todas las cosas.

Los invito a leer a Chimamanda, a romper sus prejuicios, y empezar a buscar información clara y verídica, que nos acerque a este movimiento.

Por una rosa | Reseña

  • Autores: Laura Gallegos, Benito Taibo, Javier Ruescas
  • Libro: Autoconclusivo
  • Editorial: Penguin Random House
  • Páginas: 192

Por una rosa, es una re-interpretacion del clásico “La Bella y la Bestia” contada desde el punto de vista  de estos autores, cuya característica en común es su trabajo dirigido hacia los jóvenes.

Son 3 relatos cortos, y totalmente únicos, acompañados de ilustraciones en blanco y negro que nos ayudan a entender un poco más la perspectiva que tenían sobre este cuento clásico.

Quizá lo mejor sea sumergirse en este libro sin saber más detalle, ya que es parte de su encanto. Si aun así quieren saber un poco más de la historia, les contamos un poquito de que trata cada uno de estos relatos.

La primera de las historias, “El zorro y la Bestia”, es de la autora Laura Gallegos, ya conocida por sus libros de fantasía, y en realidad es la que más encaja en la historia original. Nos adentra en la vida de la Bestia, y en cómo es que ha caído está maldición sobre él, así como los acontecimientos que desencadenó este trágico accidente.

El segundo relato es del escritor mexicano Benito Taibo, el autor de “Persona Normal” nos enseña en “Annabella y la Bestia” la parte sombría de los inmigrantes ilegales. No es para nada la historia que nosotros conocemos por parte del cuento, aunque se plantee a una “Bestia” y a una “Bella”.

Por último tenemos “Al cruzar el jardín” de Javier Ruescas, con un final abierto a la interpretación.  Este relato combina el clásico cuento con un par de elementos dignos de una obra de ciencia ficción, el relato está contando en segunda persona para ayudarnos a entrar en el personaje, y la re-interpretacion de Javier dio un giro fresco al clásico.

Son tres autores con muy diferente estilo, que se hace muy presente en cada uno de sus relatos. En lo personal, el libro no me hizo sentir nada, no me emocionó… en general no fue de mi agrado y en realidad no esperaba nada de él, fue el simple hecho de conocer el nuevo trabajo de estos autores lo que me motivó a leerlo, pero “Por una rosa” terminó siendo algo muy soso, muy tedioso, una lectura muy ligera. Eso lo debo aclarar, es buena para pasar el tiempo, pero no es lo mejor qué hay esta temporada para saciar nuestro ocio, sin más.

Una pequeña decepción para el lector

Carol o El precio de la sal, Patricia Highsmith | Reseña

No mentiré. Conocí este libro por su película y por qué fue nominada a varios Óscares. El libro fue publicado en los años 50 y en el afterword, Patricia Highsmith habla de como en esa época los libros con relaciones homosexuales empezaban a aparecer de manera tímida en las librerías. Habla también, de como solían tener finales trágicos, llenos de suicidios o de separaciones en las que uno de los personajes protagonistas ―hombre o mujer― volvía a vivir su vida de manera «normal» como si «hubiera entendido» que mantener relaciones amorosas con alguien de su mismo sexo estaba mal. Patricia Highsmith dice que cree que Carol fue la primera novela ―o de las primeras― en romper ese molde. Años 50, Estados Unidos, publicada bajo pseudónimo porque su editora la disuadió una y otra vez de publicar esta novela…; no fuera a quedar encasillada como «escritora homosexual». Desde entonces han cambiado unas cuantas cosas.

carol-portad

Patricia Highsmith también cuenta sobre las miles de cartas que recibió tras la publicación del libro, muchas de ellas de gente dándole las gracias. Chicos y grandes, hombres y mujeres. Cuenta como eran tantas cartas que era imposible responderlas a todas. Cuenta como muchos estaban solos y no conocían a nadie «como ellos» y como ella, a su manera, se encargó de unirlos. ¿Pero de qué va el libro? Es la historia de Carol y Therese, una mujer pasando por un proceso de divorcio en el que su marido está dispuesto a cualquier cosa con tal de quitarse a su hija y una joven escenógrafa que intenta entrar en el sindicato y conseguir trabajo.

Se conocen la semana de navidad, mientras Therese trabaja de manera temporal en un gran almacén. La primera vez que ve a Carol y la atiende, se queda cautivada por la mujer y poco a poco ocupa todos sus pensamientos. Quiere estar con Carol, acompañarla, disfrutar de su compañía, su plática. Poco a poco empieza a preguntarse exactamente qué es lo que siente por Carol. Aún así, la vida sigue. Vemos los problemas de Therese en su intento de ser reconocida como escenógrafa, como poco a poco comprende que Richard, el joven con el que sale, no la ama en realidad y ella no le corresponde. De repente, simplemente está orbitando alrededor de Carol, como si no hubiera nada más.

Llevaba tiempo sin ver ese tipo de relación: de amor a primera vista, pero sin amor desde el primer momento. Junta la experiencia y lo enigmático de Carol con la inocencia de Therese y la fórmula funciona de manera increíble. Ahora ponlas en un carro y mándalas de road trip y lo tienes todo. Su relación es complicada, porque aunque Therese orbita alrededor de Carol y tiene pocas ataduras con otra gente, para Carol lo primero es su hija y obtener un acuerdo favorable para poder mantenerla a su lado con el divorcio. Y en los años que transcurre la novela, tener una relación con otra mujer no era exactamente la mejor manera de que te permitieran quedarte con la custodia de tu hija.

highsmith

Un libro recomendable y que además me permito remarcar porque dentro de la literatura LGBTIQ (las etiquetas serán necesarias hasta el día que no lo sean… o sea, el día que no se tenga que luchar por la representación), las relaciones gays son las más frecuentes. Las mujeres, las lesbianas, suelen ser un poco más ignoradas y muchas veces no pasan de personajes secundarios. Pero aquí son las indudables protagonistas. Therese y Carol son producto de su época y de una manera de pensar anterior, llenas de dudas sobre la moral de lo que están haciendo, pero aún así, dispuestas a intentarlo. Quizá hoy para una chica como Therese conocer a alguien ya no sea tan complicado (o quizá sí, depende de en qué entorno nos encontremos) y las cosas han cambiado. Los libros LGBTIQ están floreciendo en todas partes y la mayoría ya no tiene finales innecesariamente trágicos; pero los libros de hoy no se hubieran publicado sin libros como este, que marcaron un hito en la historia y no se hubieran escrito sin personas como Patricia Highsmith. No olviden eso.

La edad de la punzada de Xavier Velasco | Reseña

El Xavier Velasco adolescente y yo somos muy diferentes. No nos parecemos en prácticamente nada y probablemente hubiera sido una de esas personas a las que yo le tenía tirria durante la secundaria. Sin embargo, La edad de la punzada, la historia de su adolescencia, me atrapó tanto, que se convirtió en uno de esos libros que me puedo leer de un tirón, de esos libros que puedo releer y releer una y otra vez.

Es la historia de un chico de catorce años con todas las materias reprobadas, la promesa de una moto por su cumpleaños y las ganas de conquistar a todas las chicas de la colonia, ya que está seguro de que la moto los va a hacer suspirar a todos. Tiene por amigos a la peor escoria del colegio, consigue convertirse en el enemigo de todos los maestros y tiene una especialidad en volverse mudo, tímido e idiota frente a una chica. Un poco cliché, quizá, pero no fue eso lo que me impulsó a seguir leyendo durante las primeras páginas, sino la naturalidad con la que está narrado todo y el sentido del humor de Xavier Velasco.

la-edad-de-la-punzada

La primera vez que leí este libro, me identifiqué mucho con el Xavier Velasco adolescente, lo cual no deja de ser raro porque como adolescente, fue completamente opuesto a mí. Pero todas esas dudas, la timidez extrema, las ganas de comerse el mundo o causar el apocalipsis eran cosas que me sonaban conocidas la primera vez que agarre el libro. La segunda, ya más grande, saliendo de la adolescencia (por fin y gracias a Dios), la historia me conmovió aún más y creo que eso es suficiente para recomendar un libro: que sea un libro tan bueno y rico en matices que cada relectura te enseñe algo más o descubras algo que habías pasado por alto antes.

Al leer, notas los demonios de Velasco en las páginas del libro. Cuando su vida se empieza a convertir en una serie de desastres, uno tras otro, simplemente te lo deja caer como si nada. Total, si ya le pasaron tantas cosas, ¿qué es una más? Vemos su evolución porque vamos viendo como ordena sus prioridades. Si al primero lo peor es reprobar todas las materias y no poder conseguir una moto, al final ya ha probado un poquito de la verdadera desgracia. La moto y el carro importan poco, los accidentes también.

Nunca oí a Xavier Velasco presentar este libro, peor me hubiera gustado saber qué tenía que decir sobre él. Curiosamente, todas las entrevistas y presentaciones que he visto han sido siempre refiriéndose a Diablo Guardián. Igual, creo que lo que Xavier Velasco tenía que decir, ya lo dijo en el libro. Lo recomiendo. Este libro no es Diablo Guardián, es algo más personal y más íntimo. Es la historia de La Adolescencia con mayúsculas y esa edad que nos pega a todos que Xavier llama La edad de la punzada (y mi madre la de la estupidez).

Open Library: una página por cada libro publicado jamás

La Biblioteca Abierta (Open Library) es un proyecto de la organización sin ánimo de lucro Internet Archive, y está patrocinada parcialmente por una beca de la California State Library. Su objetivo es crear una página web (un registro) por cada libro que se haya publicado jamás, algo muy ambicioso. Sin embargo, en esa línea, han logrado crear más de 30 millones de registros y muchos de esos libros están disponibles para préstamos digitales a través de distintas plataformas.

Más que una biblioteca, Open Library es una base de datos increíble, aunque con una interfaz un poco incómoda si no vas a visualizar la página en una PC. Sin embargo, su funcionalidad, para mí, más atractiva, es que puedes pedir algunos libros prestados durante dos semanas. Ya existían proyectos que se dedicaban a poner libros digitales al alcance de la gente, como el Proyecto Gutenberg, que lo hacía con libros cuyo copyright había expirado, sin embargo, si el libro que buscas aún tiene su copyright vigente, puedes probar a buscarlo en Open Library. No todos sus libros se pueden pedir prestados porque no todos están en formato digital. Sin embargo, yo he tenido la oportunidad de encontrar varios libros que me había sido imposible conseguir allí.

¿Cómo puedo pedir libros prestados a la Open Library?

Lo primero que necesitas es una cuenta. Registrarse es rápido y no quita más de cinco minutos, además de que la página evita al máximo mandar spam. Lo mencioné arriba, pero lo repito: no todos los libros están disponibles. Para saber si un libro está disponible debes buscar el siguiente ícono al lado del título del libro o en las ediciones:

borrow_panel1Lamentablemente, ni siquiera todos los libros que tienen el ícono están disponibles en todas las regiones, pues algunos no le pertenecen a Internet Archive, sino a librerías locales a las que no se puede acceder desde México y que generalmente piden otros requisitos. Sin embargo, esa clase de libros son los menos y todos los que tengan ese ícono están disponibles para préstamo.

Como los libros que prestan son ediciones con DRM, todos los préstamos se realizan a través de Adobe Digital Editions que esté verificada (o sea, que la hayas registrado con una cuenta de Abode o cualquier otra cosa que el software permita) y de uno en uno. Lo que quiere decir que más de una vez tendrás que anotarte en la lista de espera, como en una biblioteca normal. Cuando el libro que desees esté disponible, la Open Library te avisará para que lo descargues y lo reservará por un plazo de veinticuatro horas.

A la hora de descargar yo recomiendo un par de cosas: si quieres leer el libro en tu celular o en una tablet, hazlo directamente desde allí, con la app de Adobe ya descargada, porque aunque Adobe puede sincronizar tus libros de un dispositivo a otro, no hace eso con los libros prestados. Se quedan sólo en el dispositivo en el que los descargaste y sólo se pueden abrir con ese software porque traen DRM. La Open Library ofrece varias alternativas de las cuales las más cómodas son los pdfs escaneados por el mismo Internet Archive en alta calidad y los epubs. Eso sí, los pdfs escaneados son libros que antes pertenecieron a alguien y algunos suelen venir subrayados o marcados como el que acabo de pedir prestado, pero completamente legibles.

borrow_panel2Los libros son tuyos por dos semanas. Puedes regresarlos antes si los acabas (sobre todo cuando hay personas esperando en lista de espera) o esperar a que pasen las dos semanas, Adobe Digital Editions los devolverá automáticamente. Aunque no es la solución ideal para conseguir libros, sí es una muy buena alternativa si no quieres comprar el libro y la página lo tiene disponible para préstamo. En mi experiencia es bastante útil con libros desconocidos o difíciles de encontrar.

Tiene libros en varios idiomas, ¡incluso español!, pero la mayoría de los libros que están disponibles para préstamo están, por supuesto, en inglés.

Fuente:

 

 

 

 

Día internacional de la mujer: 4 escritoras que deberías conocer

Hoy es el día internacional de la mujer. Este año, el objetivo de la ONU, para aquellos interesados es: «Por un Planeta 50-50 en 2030: Demos el paso para la igualdad de género». Yo hoy vengo a recomendarles escritoras magníficas. No es que no lo haga diario, pero hoy quiero darles un énfasis especial a las mujeres (ya le tocará el turno a los hombres), sobre todo a las escritoras que he elegido y anirmalos a leer sus libros.

Amélie Nothomb

Amelie Nothomb

Amélie Nothomb es una belga que nació en Japón y, desde su infancia, ha guardado el recuerdo y su fascinación por japón. Algunos de sus libros más famosos, como Estupor y temblores y Ni de Eva ni de Adán,  están ambientados en el país del Sol Naciente, un lugar que ama y no teme en criticar. Amelia ha vivido en muchos lugares (Japón, Estados Unidos, Bangladesh, Laos, Birmania…) y ella misma dice que muchas veces le cuesta sentirse parte de alguno en específico. Desde 1992, el año de la publicación de su primera novela, Higiene del asesino, ha publicado un libro al año. Tiene un sentido del humor bastante peculiar, y hay quien ha calificado su estilo cómico a la ve que pedante. De sus libros, por supuesto, recomiendo Estupor y Temblores e Higiene del asesino.

Jane Austen

Jane austen

No hay duda de que cuando hablamos de escritoras notables, Austen tiende a estar en todas las listas. Las obras de Austen, sobre todo las más conocidas como Ogullo y Prejuicio, siguen siendo clásicos hasta nuestros días. De lo más destacado es de la ironía que dota a sus obras, dándoles un tinte cómico muy inglés. Jane Austen escribió muchas de las novelas románticas que hasta nuestros días son consideradas primordiales dentro del género, aunque ella misma no se casó nunca y, de hecho, cuando publicó su primer libro, se hizo de manera anónima: en la portada sólo decía “por una mujer”. Su identidad no se conoció hasta años más tarde y no porque sus obras publicadas lo dijeran, no, sino por la indiscreción de su familia. Recomiendo, por supuesto, Orgullo y Prejuicio, quizá su obra más reconocida.

Elena Poniatowska

elena

¿Qué mexicano no ha oído hablar de Elena Poniatowska? Sus libros son reconocidos en todo el país. Nació en Francia el 19 de mayo de 1932 con el nombre de Hélène Elizabeth Louise Amélie Paula Dolores Poniatowska, pero llegó a México a los 10 años a causa de la segunda guerra mundial. En toda su vida ha publicado más de una veintena de libros y ha sido reconocida con muchísimos premios, entre ellos el Miguel de Cervantes en 2013. Las constantes en su obra son la presencia de la mujer, la belleza de la ciudad de México así como también sus problemas, las injusticias sociales y la vida cotidiana. Recomiendo, por supuesto, La noche de Tlatelolco y La piel del cielo.

Chimamanda Ngozi Adichie

Chimamanda-Ngozi-Adichie

Esta escritora africana últimamente ha ganado mucho terreno. Para mí, empezar a leerla significó darme cuenta lo poco que sabía en realidad de África y de sus habitantes. Chimamanda se esfuerza en mostrarnos muchos ejemplos de personajes. Sus protagonistas casi siempre son nigerianos de la tribu igbo, una de las que habitan Nigeria, como ella y nos hace ver que África no es un lugar al que la gente va sólo de Safari. Hay un cuento donde una chica nigeriana que vive en Estados Unidos se queja para sí de cómo cuando la gente se entera que es Africana se apresura a contarle cómo han visitado África y qué acciones humanitarias han hecho. ¿No les suena de algo? Chimamanda aun tiene pocos libros, pero no hay duda que va camino a convertirse en una gran escritora. Recomiendo Algo alrededor de tu cuello.

Mar Negro de Bernardo Esquinca: cuentos mexicanos de terror

No suelo leer cuentos mexicanos de terror, a pesar de que es un género que me gusta mucho. No sé por qué, pero tengo una teoría: no hay muchos libros del género como yo quisiera y además me entero casi por casualidad de su existencia. En este caso, la culpa la tiene una booktuber (Sputnik) que adora al escritor y la señora que estaba atendiendo en Editorial Almadía durante la FIL Minería hace unas semanas, que me convenció en menos de cinco minutos que gastar mi dinero en Mar Negro, de Bernardo Esquinca, era la mejor compra que podía hacer porque el libro estaba buenísimo. Y no se equivocaba.

Las páginas de Mar Negro tienen distintos cuentos de terror, casi todos ambientados en la Ciudad de México o alguna parte del país. Me hicieron visitar lugares y acontecimientos conocidos, porque Bernardo Esquinca incluso escribe un cuento que tiene lugar el 2 de Octubre de 1968 y los días posteriores; de allí, podemos ir hasta los tiempos de Cortés y la conquista y pasearnos por Chiapas para encontrarnos toda clase de bichos extraños, como tarántulas de ocho patas, por ejemplo. Es un libro que toma los elementos del terror que ya conocemos y los adapta, los mueve a su antojo, cambia la historia a su antojo y a su necesidad. ¿Quién no ha escuchado historias de muñecas endemoniadas? ¿Quién no ha visto vampiros que salen por la noche a beber la sangre de inocentes y sólo pueden ser asesinados con una estaca?

bernardo esquinca

La manera de escribir de Bernardo Esquinca es muy sencilla: va al grano. No tiene necesidad de enredarte en sus palabras para que mueras de nuevo. En vez de contar las cosas, las muesta, algo muy importante cuando se quiere causar cierto impacto en el lector que no es necesariamente miedo, pero sí cierta incomodidad, duda. Algunos cuentos tienen finales agridulces, otros son felices (lo más felices que pueden ser los cuentos de terror), algunos se quedan a la interpretación del lector.

Cuentos como estos son los que a veces le hacen falta al terror mexicano, un género que no es malo, pero sí bastante invisible. Yo volveré a visitar las palabras de Bernardo Esquinca alguna vez, en este libro o en otro, porque si un escritor puede hacerme sentir incomodidad y un poco de miedo cuando está escribiendo terror sin recurrir a descripciones con mucha sangre, es un buen escritor. Bernardo Esquina es bastante sutil: va dejando caer las cosas poco a poco, enredando a sus personajes en la trama y a los lectores con ella. Así que reafirmo lo que dije al principio de este párrafo: Mar Negro es un libro que el terror mexicano necesita.

Mar Negro
Mar Negro

 

Gabriel García Márquez: Cien años de soledad | Reseña

Si viviera, hoy el gran Gabriel García Márquez tendría 89 años. Nació en 1927, en Aracataca, un pueblo de Colombia en el que inspiró Macondo, el hogar de los Buendía, que salió en Cien años de soledad, quizá su libro más famoso, y por donde pasaron los funerales de la Mama Grande. Por Macondo también pasó la cándida Eréndira con su abuela desalmada, la chica despertó la lástima de Aureliano y se quiso casar con ella. Pero afortunadamente, porque no había amor, llegó demasiado tarde. Macondo y la familia Buendía hoy son elementos de nuestra cultura y han inspirado multitud de historias y hasta canciones.

Mi historia con este libro es curiosa. Porque casi desde el momento en que lo leí se convirtió en uno de mis libros favoritos. Elijo escribir hoy de él porque fue el primer libro de Gabriel García Márquez que llegó a mis manos y que me atraganté en unas quince horas. Sin comer y sin dormir. ¿Saben lo que son Cien años de soledad en quince horas? Sí, una experiencia que no le recomiendo a nadie. Macondo tiene tanto que ofrecer que quince horas y un libro son pocas. Te deja con ganas de más aunque sabes que no hay otro final posible que el que acabas de leer. A lo largo de mi vida lo he releído muchas más veces. He sido mucho más consiente y he procurado no atragantármelo. Lo he subrayado una y mil veces, me he enamorado más de los personajes y de la historia. Por supuesto, cada vez he odiado más a la maldita de Fernanda del Carpio. Eso nunca cambia.

Muchos me han dicho que no lo leen porque es un libro complicado y les da miedo. Cuando lo recomiendo, siempre digo que sólo es lo complicado que lo quieran hacer. Los nombres en la familia Buendía se repiten tanto como en una familia mexicana del siglo pasado, pero Gabriel García Márquez casi nunca se refiere de la misma manera a unos y a otros. Y las ediciones más nuevas además traen el árbol genealógico de los Buendía, para más comodidad.

cienanos

Para mí, Cien años de soledad es un libro imprescindible, porque como dice Italo Calvino de los clásicos: es un libro que nunca acaba de decir lo que tiene que decir. No importa las veces que lo abras, sus palabras estarán esperándote y encontrarás algo que no habías notado anteriormente. La historia se desarrolla en Macondo, un pueblo donde las cosas son tan nuevas que los nombres les faltan, al menos al principio. Con el tiempo a Macondo llega el telégrafo, la iglesia, el ferrocarril y hasta la guerra. Los Buendía están siempre allí, desde el principio. Ven el tiempo y la vida pasar en Macondo mientras las cosas les pasan a ellos. Melquíades, el gitano, lleva la alquimia que vuelve loco a Jose Arcadio Buendía, fascinado con la ciencia y los descubrimientos. Aureliano se dedica a hacer pescaditos de oro y Úrsula, su madre, es la única con la cabeza sobre los hombros: sin ella todos estarían locos.

Por Macondo pasa todo tipo de gente: Rebecca, que lleva en la maleta los huesos de sus padres, gitanos saltimbanquis que cobran por tocar el hielo, Mauricio Babilona con sus mariposas amarillas, pelotones de fusilamiento que acaban uniéndose a la revolución y todos los hijos del Coronel Aureliano Buendía. Es un libro que vale la pena leer: es divertido, trágico, feliz, triste. De esos libros que te hacen enojar al mismo tiempo que quieres reírte, que tienen personajes de los que te seguirás acordando mucho después de haber cerrado el libro y que cuando acabas quieres volver a empezar.

Harry Potter and the Cursed Child se publicará como libro el 31 de Julio

Al final parece que nuestras plegarias han sido escuchadas y sí tendremos un octavo libro de Harry Potter. Para quienes no lo sepan, Harry Potter and the Cursed Child nació como un proyecto para una obra de teatro escrito por Jack Thorne que J. K. Rowling producía y asesoraba. Se rumoró mucho sobre la nueva obra y muchas personas esperaban que fuera una precuela aunque Rowling se cansó en twitter de decir que no lo era. Hace tiempo se reveló su sinopsis, que revelaba que se trataría de una historia que estaría ambientada diecinueve años después, poco después del epílogo de la saga:

It was always difficult being Harry Potter and it isn’t much easier now that he is an overworked employee of the Ministry of Magic, a husband and father of three school-age children.

While Harry grapples with a past that refuses to stay where it belongs, his youngest son Albus must struggle with the weight of a family legacy he never wanted. As past and present fuse ominously, both father and son learn the uncomfortable truth: sometimes, darkness comes from unexpected places.

Traducción: Siempre había sido difícil ser Harry Potter y no era mucho más fácil ahora que era un empleado del Ministerio de Magia con mucho trabajo, esposo y padre de tres hijos en edad escolar.

Mientras Harry lucha con un pasado que se niega a permanecer a donde pertenece, su hijo más joven, Albus, debe lidiar con el paso de un legado familiar que nunca quiso. Mientras pasado y presente se fusionan, padre e hijo aprenderán una verdad difícil: a veces, la oscuridad puede provenir de lugares inesperados.

 

Harry-Potter-and-the-Cursed-Child

Hace una semanas se empezó a correr el rumor de que había varias editoriales que estaban interesadas en publicar el guion en forma de libro, especialmente para todos aquellos que no podrán asistir a la puesta en escena y hoy la editorial Little Brown confirmó que editaría el libro para todo UK. Por su parte, Scholastic lo publicará en Estados Unidos. Sobre una posible traducción del libro o su edición  en países hispanos aun no tenemos ninguna noticia. Salamadra, la editorial de los libros originales no ha dicho nada aún y sólo nos queda esperar porque seguro de aquí al 31 de Julio tendremos noticias.

Así que a pesar de todos los rumores de que J. K. Rowling no escribiría un octavo libro de Harry Potter, los fans sí que tendremos uno, aunque Rowling siga en sus trece. La escritora ha participado en la producción de Harry Potter and the Cursed Child como asesora, pero el guion lo escribió Jack Thorne. El libro no es una novela: van a publicar el guión de la obra de teatro y su primera edición se llamara “Special Rehearsal Editions” que será el guion que se usará en las primeras puestas en escena para la prensa en Londres que se presentarán antes del 30 de Julio. Una edición definitiva se lanzará posteriormente, llamada “Definitive Collector’s Edition” pero para esta no hay una fecha definitiva.

Así que tendremos historias de Harry Potter para rato, aunque no sean novelas o no las escriba J. K. Rowling, parece que el fenómeno no va a morir pronto. De hecho, Harry Potter and the Cursed Chlild ya ha levantado todo tipo de opiniones, especialmente en lo referente a su cast, pues los elegidos para representar al trío dorado son Jamie Parker, como Harry; Noma Dumezweni, como Hermione, y finalmente a Paul Thornley, como Ron. Obviamente, las reacciones no se hicieron esperar.

cast harry potter and the cursed child
Harry, Hermione y Ron.

Así que, potterheads, ¡finalmente tendremos un nuevo libro con más aventuras de los personajes! (y después de eso, aun falta Fantastic Beasts).

Fuentes:

Fates and Furies: lo mejor de Amazon en 2015 | Reseña

Es probable que aún no hayan oído hablar de Fates and Furies porque aún no ha sido traducido. Sin embargo, mi curiosidad pudo más porque los editores de Amazon lo nombraron lo mejor de 2015 en la categoría de ficción y fue finalista en el National Book Award 2015. Así que me dije que probablemente sería algo que valdría la pena leer. Fates and Furies es uno de esos tantos libros sobre el matrimonio, que intentan encontrarle un sentido, una razón, una base, algo. En este caso, nuestros protagonistas Lotto y Mathilde, se casan en secreto, a los veintidós años, unas semanas después de graduarse. Sus amigos no lo pueden creer y, año tras año, hacen apuestas de como el matrimonio entre ambos fracasará de manera épica; sin embargo, año tras año, Lotto y Mathilde parecen una pareja mucho más sólida que el año anterior.

fates and furies coverLauren Groff, la autora, basa su novela en la premisa que la clave para un buen matrimonio no son las verdades, sino los secretos. O más bien, entre Lotto y Mathilde, las verdades omitidas, que nadie ha dicho. Sabe construir sus personajes, describirlos con fortalezas y defectos, sus conflictos internos y sus contradicciones humanas. Lotto es quien más perfilado vemos en ese sentido, que ama a su mujer, pero también tiende a creer que como es su mujer es de su propiedad y no soporta oír que Mathilde salió con más personas antes que él. Groff no lo justifica en ningún momento, no da la idea de que la actitud de Lotto frente al pasado y a los secretos de su mujer es algo correcto y Mathilde siempre le deja en claro que, sí, lo quiere, que sí, ha hecho sacrificios por él, pero que, finalmente, su pasado es su pasado y él no tiene dominio sobre él.

Hay quien ha comparado la novela con el libro Perdida (Gone Girl) de Gillian Flynn, sólo que con personas más agradables de protagonistas. A excepción de que Perdida trata también de un matrimonio y un poco el estilo de la narración, comparación no le veo más allá. Sí, las dos protagonistas guardan secretos que vamos descubriendo, pero estos ni siquiera tienen un punto de comparación; quizá es sólo que a la gente le gusta hacer conexiones entre los libros o es todo una estrategia de marketing.

Lauren Groff sabe desarrollar a sus personajes y lo hace bien. Mientras que a Lotto lo conocemos desde la página uno, Mathilde siempre es más bien un enigma para los lectores e incluso para su propio esposo. Conforme pasan los años, se da cuenta de lo poco que en realidad conoce algunas facetas suyas y lo mucho que da por sentado. Sin embargo, más o menos a la mitad del libro la voz narrativa cambia abruptamente de punto de vista y nos trasladamos de Lotto a Mathilde. Conocemos los orígenes del personaje y todo lo que ha hecho durante su matrimonio, los secretos qué ha guardado y por qué.

Lauren-Groff-c-Megan-Brown
Lauren Groff, fotografía de Megan Brown

 

Fates and Furies, sin embargo, esta lejos de ser el libro perfecto y aunque tiene personajes muy bien perfilados, falla al mostrarnos el ambiente. No es que las descripciones falten, es que directamente uno siente que no están allí. Pareciera que Lauren Groff se hubiera centrado demasiado en la psique de los personajes y todo lo demás, a sus ojos, hubiera salido sobrando. Hay momentos en los que la novela sí se sostiene sólo con eso, pero para mí gusto hubo momentos en los que me faltaba algo.

Carta de amor a Audrey Hepburn: Breakfast at Tiffany’s | Reseña

El leído el libro de Truman Capote al menos tres veces, pero la película la he visto al menos más de siete; no llevo la cuenta. Cada que aparece en la televisión, cada que me dan ganas de buscarla en Netflix, cada que me acuerdo que aún hay un DVD en mi casa. Así que, quizá con la esperanza de que se enamoren de esta película tanto como yo, o simplemente sólo de Audrey Hepburn, vengo a escribir de ella. La película se estrenó en octubre de 1961, este año cumple 55 años. El libro, una novela bastante corta, había sido publicada apenas tres años antes por Truman Capote.

breakfast-at-tiffanys 2

Entre la novela y la película hay un sinfín de cambios que desesperarían incluso al lector menos purista. Esta no es una película que tienes que ver sólo porque leíste el libro, a lo mejor descubres que el único parecido entre los dos productos es que la protagonista se llama Holly Golightly, una chica que se gana la vida saliendo con hombres adinerados y pidiéndoles dinero para el taxi o el tocador. Ah, y en que llama Fred a su vecino de arriba y le pide las llaves. La verdad es que estoy exagerando, pero creo que tanto libro y película se deben disfrutar por lo que son y no como una comparación entre los dos.

La película fue dirigida por Blake Edwards, aunque en principio de la dirección se iba a encargar John Frankheinmer. Audrey Hepburn tampoco fue la primera elegida para el papel, puesto que Capote había pedido expresamente que el protagónico fuera para Marilyn Monroe, aunque finalmente esto no ocurrió. Aunque me encanta Hepburn en el papel, nunca he dejado de preguntarme cómo hubiera acabado siendo la película si Monroe hubiera interpretado a Holly.

La película al día de hoy es icónica. El vestido Givenchy negro que Audrey Hepburn usó en la escena inicial se subastó en 2007 por más de 700.000 euros y casi todo el mundo reconoce a la actriz en ese vestido, de hecho, Audrey le fue fiel a la marca Givenchy durante toda su vida. Además, la película ganó dos Óscares, de cinco nominaciones (entre ella la de Mejor Actriz para Audrey Hepburn); las estatuillas fueron para Mejor Banda Sonora y Mejor Canción Original, gracias a la icónica Moon River que canta Holly en una de las escenas.

La trama es sencilla: Paul acaba de mudarse cuando conoce a Holly, una mujer de vida nocturna, que vive de las propinas y le promete al fotógrafo que vive arriba, cada vez, que dejara que le tome algunas fotos. Nos presentan a Holly Golightly como una mujer que quiere ser libre por sobre todas las cosas y que parece que sigue en busca de algún lugar al que llamar hogar: en su departamento los muebles no son muchos y aún hay maletas desperdigadas por allí; sin mencionar, además, al gato sin nombre que posee y al que, jura, le pondrá nombre en cuanto se instale en alguna parte. En medio del ambiente en el que vive, organiza fiestas, visitas a mentes maestras del crimen en la cárcel, muy puntualmente, todos los días de visita y a veces tiene lo que ella llama días rojos, esos días en los que a nadie le apetece hacer nada. Y cuando eso pasa, toma un taxi y va a Tiffany’s, la joyería de la quinta avenida.

Paul, al que erróneamente Holly llama Fred, como su hermano, queda cautivado por la mujer que vive en el departamento de abajo. Y con él, miles de espectadores. La interpretación de Audrey Hepburn es magnífica: muestra las debilidades de Holly, su desesperación por no estar atada a nada, ni a nadie y esa alergia al amor y al romanticismo o, quizá, simplemente a a idea de que enamorarse implique pertenecer a alguien más, como bien remarca en la película.

we dont belong to each other

Audrey brilla en la película, se la roba. A veces, apenas me puedo acordar que su co protagonista fue George Peppard cuando acabo de ver la película y en mi cabeza, la Holly que imaginó Capote (que no es la misma de la película) tiene la cara de Audrey Hepburn.