Crítica: Iron Man 3

Iron man 3 es la más reciente película del universo Marvel y marca la carrera rumbo a la ya ansiada Avengers 2.

Con un Tony Stark con la personalidad de sus dos películas anteriores, la historia de la tercer entrega se centra en el estilo burlón e irónico del multimillonario que al inicio lucha por controlar el estrés causado por su épica batalla en con los vengadores.

Le quitaron el mando a Jon Favreau, director de las dos primeras (pero lo dejaron aparecer brevemente en su personaje de Happy) y le dieron la oportunidad a Shane Black, amigo personal de Downey Jr, decisión adecuada ya que conoce bien el terreno de la acción, es guionista de la saga Arma Mortal y algunas otras de acción y es director de Kiss, kiss, bang, bang (película que regresó al mapa a Downey Jr). Black nos presenta secuencias llenas de humor negro, sentimentalismos patrióticos (es una película altamente política en su contexto) y con dosis de acción muy bien colocadas.

Sin embargo no todo es miel, ni esta cerca de ser la mejor película del universo Marvel. Tiene diversas fallas, comenzando por el villano y su “vuelta de tuerca” que resulta casi insultante, su confrontación final que pretende ser épica pero queda solamente en caótica. Sus muy burdas explicaciones para no incluir al resto de los vengadores y no olvidar la cantidad de hoyos en la trama que deben ser omitidos por el espectador para permitirse disfrutar el despliegue de efectos visuales (excelentes todo ellos).

La virtud de esta tercer entrega (que en mi opinión es mejor que la segunda) es que nos presentan al Tony Stark más humano que ha habido, tan así que en la mayor parte de la película sus confrontaciones las realiza sin el (los) traje(s), igualmente las secuencias más personales y emotivas, sin caer en lo meloso, son las llevadas entre el pequeño Harley y Stark. Mención honorífica para Downey Jr y sus ataques de pánico que son bastante creíbles (probablemente porque ya los conoce bien).

En resumen, una película que vale la pena ver si eres fan de Marvel y te gusta el espectáculo y las explosiones.

Nota: La escena postcréditos es bastante tonta, no aporta nada a la trama de The Avengers 2 como venían siendo las anteriores, pero si eres fan igual la vas a querer ver, nada más para que también la puedas criticar.

Como siempre dudas, comentarios, apreciaciones, mentadas (ahora que estamos en el mes de la madre) y cualquier otro asunto directo a mi cuenta @hectordramos o comentarle aquí abajo y te contesto a la brevedad.

Autor: Hectordramos

Lic. en comunicación con especialidad en Cine digital que siempre ha buscado un espacio para hacer, ver y hablar de cine. Cineasta, reseñista, podcastero y fan de los chocolates Costanzo.

7 comentarios sobre “Crítica: Iron Man 3”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *