Divergente

Divergente, la nueva distopía vendida como pan caliente, ya con dos entregas y una película programada para el año que viene. La comparan con el éxito de Los juegos del hambre y en poco tiempo se ha ganado a miles de fans. ¿Se parece a Los juegos del hambre? Quizá… ¿Está a su altura? No soy la adecuada para decidirlo…

Divergente tiene lugar en un mundo post apocalíptico del que no sabes prácticamente nada. ¿Cómo se originó y por qué? Interrogantes que la autora no responde… Hay cinco facciones: Abnegación, Cordialidad, Erudición, Osadía y Verdad. La población se divide en esas facciones y cada persona sólo encaja con una de ellas…

¿Qué sucede cuando alguien tiene aptitudes para dos facciones o más? Entonces… es Divergente.

Tris tiene dieciséis años, ha crecido en Abnegación, y está a punto de hacer la elección que cambiará su vida… Debe elegir a que facción pertenecerá el resto de su vida. ¿Será Abnegación, que ya conoce, donde viven los desinteresados? ¿Cordialidad? ¿Erudición, donde viven aquellos que no dudan a la hora de obtener el conocimiento? ¿Osadía, donde residen aquellos destinados a proteger a la ciudad y que de lejos parecen un montón de psicópatas tatuados? ¿Verdad, acaso?

Y el libro se basa en eso: en la elección de Tris y sus consencuencias. Verónica Roth no presenta ningún misterio y tampoco da ninguna explicación. Si acaso nos cuenta a nosotros, los lectores, que esa forma de vida se originó tras una guerra…, nos hace creer que esa sociedad está dividida así con el único propósito de vivir en paz… pero, ¿qué clase de paz hay en una sociedad donde la discriminación está a la orden del día?

Tris elige Osadía y nos toca ver, de primera mano, el entrenamiento de los jóvenes. Osadía habla de valentía, de fuerza…, ¿pero en realidad lo es? ¿Qué clase de valentía hay en la brutalidad de los actos cometidos dentro de la sede de la facción?, ¿qué clase de valor se requiere para atacar a alguien mientras duerme o por la espalda?

Tris se presenta como una protagonista que se denigra cada tres páginas y se contradice cada cinco. Típica adolescente, quizá, pero no acaba de convencer. Su voz narradora parece no llevar a ninguna parte mientras Roth narra el entrenamiento con lujo de detalles sin presentar ningún misterio hasta las últimas páginas del libro. La autora mueve los personajes a su gusto y sin ninguna lógica ni fundamento. Se deshace de aquellos que ya no le sirven en cualquier momento. Los únicos que prevalecen son Tris y Cuatro, indiscutibles protagonistas.

¿Te va a gustar el libro? Quien sabe… puedes leerlo, conocer a Tris, intentar descifrar los misterios en la mente de Cuatro y formar tu propia opinión.

 

Autor: Nea Poulain

"La vida nos la regalan, el tiempo hay que robárselo." Programadora, Ingeniera en Sistemas Computaciones en proceso, por el IPN. Sueño con estudiar Edición Editorial y leo todo el tiempo. Firme defensora de que las ciencias y la cultura no van separadas. Todo es bueno con una dosis aceptable de cafeína en la sangre.

Un comentario sobre “Divergente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *