El día que dejé de ser el mexicano promedio

Platicando con unos amigos sobre los libros que he estado leyendo durante este año, me comentaron que el promedio de libros leídos al año por un mexicano es de 4. Mi propósito es leer un libro al mes, para así terminar el año con 12 libros, pero decidí que después de acabar mi 5to libro haría una nota contándoles mi experiencia superando la dicha línea del promedio.

Antes de comenzar hice una investigación y el dato correcto es 2.94 libros leídos al año, según la Encuesta nacional de lectura de 2012. Ni siquiera 3 libros, no digo “¡Qué vergüenza!” porque yo también estaba ahí.

Hace ya unos cuantos meses les platicaba de la experiencia de formarme un hábito nuevo o de como me había convertido en un adicto a leer en mis tiempos que antes consideraba muertos. Ahora les platicaré un poco sobre lo que le sigue a este nuevo hábito.

Durante estos 4 meses y medio ya he leído 5 libros los cuales son:

Ha sido todo un reto del cual me siento orgulloso de mi mismo porque nunca pensé que fuera a lograr algo así, y por eso quiero a animar a más gente a que lo haga porque aunque puede resultar difícil, es muy gratificante saber que has logrado algo a base de disciplina y sacrificios.

lectura-libro

Para lograr esto primero tuve que plantearme una meta a largo plazo la cual sigue en pie, que es: al año haber leído 12 libros. Metas a mediano plazo, como acabar un libro en máximo un mes y en un caso emergente, superar el promedio de libros leídos al año en México. Por último las metas a corto plazo han variado, a veces son leer x número de páginas antes de que acabe el día o bien leer al menos un capítulo.

Ahora que he cumplido con la meta de superar el promedio de libros leídos al año, no me siento satisfecho, sino motivado por seguir con el siguiente reto que es la meta a largo plazo, haber leído esos 12 libros y entonces poder decir que uno de mis hábitos es leer.

No es que me sienta más que aquellos que no leen, como una vez mencionaba mi hermano: Leer no te hace mejor persona, hay quienes leen muchos libros y son malas personas así como hay quien no lee ninguno y son buenos ejemplos. Pero por otro lado, la lectura conlleva cultura, y un país que lee es un país con interés por saber.

Por eso animo a que comiences un buen hábito como el que yo ahora tengo y no solo superes el promedio sino que todos ayudemos a elevarlo para que no sean sólo casi 3 libros al año, que sean 4 luego 5 y así hasta que la gente entienda la importancia de enriquecer y ejercitar tu cerebro con toda clase de literatura que se convierte en alimento cultural.

Inténtalo, tal vez le agarres el sabor.

bytes

Autor: Asaf Lopez

Director General de PlusbitsMx, ciudadano de Internet, tecnólogo, desarrollo de Web y apps para móvil.

Un comentario sobre “El día que dejé de ser el mexicano promedio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *