Hablemos de Paranoia Agent

Hace unos años, presenté en una de nuestras notas temáticas de Halloween una lista de animes para ver en estas fechas, en ella recomendé Paranoia Agent, pero era hora de que esta serie tuviera su propio espacio y más después de una última revisión hace algunos meses. Estrictamente, la serie no es del género de terror, sin embargo, su contenido adulto y carga psicológica la hacen una obra predilecta para esta época.

Satoshi Kon, nombre que ya a estas alturas debe parecerte conocido, gracias a obras como Perfect Blue o Paprika, es quien reúne aquellas ideas que no pudo llevar a una película, en una serie de apenas 13 capítulos.

paranoia-agent-04

Paranoia Agent comienza con el ataque a una chica en la calle, teniendo como arma un bate metálico. Al ser interrogada por la policía, el sospechoso toma forma: un chico en patines con un bate. Pronto, Shonen Bat -Chico del bate- comete más ataques mientras la policía continúa desesperada en la búsqueda del culpable.

A lo largo de 13 capítulos, la serie se desarrolla con la investigación policíaca concerniente a los ataques, sin embargo, su fuerte radica en mostrarnos el contexto en que cada una de las víctimas se encuentra antes y después de ser atacadas.

¿Qué es el chico del bate? A lo largo de la serie, esta figura es una leyenda urbana, otro tema de conversación en el tren, en la calle, con tus vecinos, para después volverse un salvador, un héroe, o un monstruo: un personaje idealizado que viene a arruinar o arreglar la vida de sus víctimas.

paranoia1

Hablar de Paranoia Agent como trabajo de Satoshi Kon, es hablar, primero, de la distorsión de la realidad: un tema recurrente presentado principalmente en forma de sueños, alucinaciones o delirios en trabajos previos, y en la serie no es la excepción, sumándole además la creación de mundos de fantasía por parte de los personajes, llegando incluso a borrar esa línea que divide lo real de lo imaginario en varias ocasiones; y por consiguiente, de la paranoia, esa sensación de peligro e incertidumbre, esa tensión que te acompaña en escenas importantes, así como lo hizo en Perfect Blue.

Además de estos temas característicos de su obra, Kon en esta serie aborda temas reales y serios, como el acoso, trastornos psicológicos y pedofilia, además de ser una viva crítica del sensacionalismo y amarillismo de los medios y la sociedad, volviéndola una serie con contenido bastante real y complejo, todo desde el arte y perspectiva característica de su creador, incluso con un opening que deja a más de uno desconcertado y sin expectativas de lo que está a punto de ver.

 

Autor: Itzel M.

6655321. Libros. Películas. Anime. Series. Videojuegos. Terror. Víctima de muchos fandoms. Fácilmente odiable. Twitter: @itzeluuh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *