Iron Fist. Primera temporada | Reseña

Iron Fist es la nueva serie de Marvel para Netflix, creada por Scott Buck y protagonizada por Finn Jones (Game of Thrones).

Iron Fist. Último componente para formar a The Defenders, la serie que está por estrenarse en el tercer cuarto de 2017 y que cierra la primera etapa del universo de Marvel en Netflix.

Sinopsis:

Danny Rand es el legítimo heredero de la empresa RAND. Después de 15 años de ser tomado por muerto en un accidente aéreo regresa, pero nadie le cree y no ayuda el hecho de que su historia se remonta a un lugar al que no se puede acceder fácilmente ya que se encuentra en una dimensión que solo intercecta con la nuestra cada 15 años. Danny conocerá nuevos amigos y enemigos, y deberá enfrentarse a The Hand, organización que está detrás de él y su poder del Iron Fist.

¿Iron Fist es tan aburrida como dicen?

Antes de su estreno, la crítica empezó a destruir a Iron Fist con malas calificaciones basadas en los primeros 6 capítulos de la serie. Y bueno no es que sea aburrida, solo se toma las cosas con calma para construir la historia. En lo personal la sentí tan lenta como Jessica Jones, pero no tanto como los primeros 6 capítulos de Sense8.

¿Entonces si está buena?

Pues… la serie es entretenida, y tiene buenos momentos, pero ninguno pasa la barrera de lo normalero. Las escenas de acción y combate, que es por lo que quería ver el show, de manera general se sienten sosas y mal capturadas. Los combates carecen de impacto, de hacerte creer que estas viendo algo increíble. Y el uso de dobles se nota demasiado.

Claro no voy a quitarle méritos a Finn Jones, quien se nota entrenó para el papel y lo hace bastante bien, un Danny Rand, ingenuo e inocente tratando de encontrar su lugar en un mundo al que pertenece pero en el que no creció y donde todos buscan ventaja sobre los demás.

Cabe destacar que de los aspectos que más me gustaron del show fueron los personajes de la familia Meechum, cada uno diferente y aun así se nota la influencia de cada uno en el otro. Podría este ser el mejor aspecto de toda la serie. Personajes bien creados y desarrollados que vale la pena ver.

Otro de los aspectos que me gustó de la serie fue su banda sonora o score, sonidos techno y house que me recordaron al trabajo que hizo Daft Punk en Tron: Legacy. Un increíble trabajo de Trevor Morris, quien también ha colaborado en musicalizar producciones como Vikingos y Dragon Age: Inquisition. Busquen en youtube para que se den una idea del buen trabajo de este señor.

Aunque si es lenta la historia, después de la mitad se empieza a poner un poco más movido e introduce personajes bastante interesantes a los que hay que ponerles el ojo.

El Fan service es muy pobre en esta entrega, me hubiera gustado más elementos de los cómics, hubiera ayudado a crecer la emoción. Aunque con ciertos combates y estilos de pelea esa sed se vio complacida.

Veredicto final

Iron Fist no es impresionante, solo es entretenida y se queda solo un poquito arriba del “meh” para decir que, sí, me gustó, pero no tanto. Errores de un guión pobremente escrito que se traduce en una serie con pobres aportes más allá de un nuevo personaje para completar el equipo de los Defensores de Nueva York.

Pudo haber dado para más.

Autor: Asaf Lopez

Director General de PlusbitsMx, ciudadano de Internet, tecnólogo, desarrollo de Web y apps para móvil.

Un comentario sobre “Iron Fist. Primera temporada | Reseña”

  1. Coincido con todo, mi personaje favorito fue Ward Meechum, resultó (para mí) ser el más complejo. El personaje de Danny Rand fue el que más me molestó y el episodio dirigido por RZA me decepcionó más, iba excelente y se empezó a sentir cada vez más la baja producción de la serie con las peleas ):

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *