De la tele de la sala a las salas de cine. Cineastas que comenzaron en MTV

Durante el alba del cine no existía escuela o guía que dictara las reglas sobre como debería producirse esta nueva forma de expresión. El terreno del arte virgen se vio invadido por cientos de directores de teatro que esculpieron las técnicas narrativas formales de esta prometedora plataforma de los sueños. Pero los tiempos cambian, y los formalismos también. Siempre habrá una nouvelle vague para un cine clásico de Hollywood, un Martin Scorsese para un David Lean, una Amores Perros para una Zapatos Viejos.

Una de las últimas grandes transformaciones que acontecieron en las salas de cine tuvo su origen un lo que sangronamente pudiéramos referirnos como “la caja idiota” -término que desprecia quien lo escribe pero que emplea de manera ilustrativa-. Las ondas de la piedrita lanzó Michael Jackson en las aguas del océano audiovisual con su video Thriller nos han alcanzado hasta pleno siglo XXI en forma de películas como 500 Días Con Ella (500 Days Of Summer, Marc Webb, 2009) Ella (Her, Spike Jonze, 2013), Perdida (Gone Girl, David Fincher, 2014) y –de manera más catastrófica- cualquier película de Transformers, del sensacional… perdón, ¡del sensacional Michael Bay! –onomatopeya de explosión aquí-.

Nuestra generación ha sido testigo de la simbiosis que sufrieron el cine y el video musical. Videos que parecen películas y películas que parecen videos. Las técnicas de un medio han influenciado en el otro por más de dos décadas, y esto es culpa nada más y nada menos de quienes han brincado la barda de MTV para apostar por una carrera en las superproducciones del séptimo arte. Cineastas como los arriba mencionados –y más por mencionar- comenzaron en el reino de la televisión musical dirigiendo para músicos como Weezer, Nine Inch Nails, AFI, Coolio, Massive Attack, Madonna, Marilyn Manson, Radiohead, Björk, y un sinfín de talentos musicales, hasta que su inquietud por contar historias los llevó a plasmar su particular estilo en la pantalla grande. A continuación una breve selección de aquellos directores que han ayudado a darle nueva forma al cine contemporáneo.

 

Michel Gondry

Detrás de la sencillez de los videos realizados por Michel Gondry, existe una imaginería compleja que obliga a partirse la cabeza. Michel Gondry es un artesano surrealista del video musical que en gran parte de sus audiovisuales se puede observar un arduo trabajo de pre producción. Gondry se vale de trucos ópticos, efectos especiales absurdos y paletas de colores llamativas para hacer de la música un atractivo visual como ningún otro.

Largometrajes como Eternal Sunshine Of The Spotless Mind (2004) o Be Kind Rewind (2008) son una muestra del ingenio artesanal al que el francés recurre como herramienta narrativa, que no siempre está a las faldas de los cuantiosos recursos económicos.

 

Spike Jonze

Spike Jonze contribuyó a la excentricidad de los años noventa con su trabajo en los videos musicales. Además de ser uno de los creadores de la popular serie Jackass, Jonze forjó su figura artística con videos tan creativos como la década misma. El ridículo quedó fuera de su vocabulario y se lanzó a explorar la cultura pop con poco presupuesto, pero mucha imaginación al realizar videos sobre enfrentamientos entre mechas japoneses –Intergalactic de Beastie Boys-, presentaciones en un viejo programa de los setenta –Buddy Holly de Weezer– o emulando al Karate Kid en una competencia de danza rítmica-Elektrobank de The Chemical Brothers-.

Dado su brinco al celuloide, Jonze se volvió más sobrio en forma, pero no en fondo, y largometrajes como Being John Malkovitch (1999) o Her (2013) dan cuenta de que la peculiaridad y la frescura que le caracterizaron como director de videos musicales no solo no han perdido fuerza, sino que han madurado para crear unas de las piezas cinematográficas más substanciales y originales de su generación

 

 

Jonathan Glazer

También miembro de aquella élite audiovisual que definió la imagen de decenas de artistas a mediados de los noventa, Jonathan Glazer apostaba a videos con un diseño más conceptual, atrevido, experimental y en ocasiones, más perturbador.

Tras crear videos que acompañaran la música de números musicales como Jamiroquai, Blur, UNKLE, y Radiohead, Glazer recibió una cálida bienvenida por la crítica cinematográfica con el largometraje Sexy Beast (2000). Recientemente nos mostró lo que puede hacer con esteroides creativas con Under The Skin (2013), su tercera producción, en la que incluso se tomó la libertad de desnudar a Scarlett Johansson bajo una mirada que no provoca la reacción que uno esperaría de ver a Scarlett Johansson con su traje de nacimiento.

 

 

Marc Webb.

Como miembro de la juventud inconforme que el nuevo milenio estaba criando, ver MTV era parte de mi rutina diaria. Fue a esa edad cuando comencé a apreciar lo intrincada y novedosa labor de crear imágenes en movimiento para una canción en especial. AFI, My Chemical Romance, P.O.D., Green Day, Evanescence, tenían videos que por más extraño que sonara contaban con unidad visual, un ojo que veía las cosas de una manera más emocional y sombría. No era una coincidencia, sino era responsabilidad de Marc Webb.

En 2009 Webb llevó su refrescante espíritu independiente al cine y deleitó a fanáticos y extraños con la comedia romántica 500 Days Of Summer, en la que incluso se tomó la libertad de incluir un acto musical coreográfico digno de un video de Björk, para luego dirigir el primer reboot de Spider-Man en el cine con The Amazing Spider-Man y su secuela.

David Fincher

En el siglo pasado, a mediados de la década de los ochenta el que otrora fuera el canal más importante de videos musicales, MTV (sí niños, antes en MTV se transmitía música) comenzó a transmitir los videos del joven David Fincher, quien tardaría unos años en evolucionar al director de mirada fría, mecánica y desapegada que ahora tanto críticos como público reverencian.

Tras dirigir a Madonna, Iggy Pop, Patti Smith, entre otros, Fincher cambió el blanco y negro en alto contraste de sus videos musicales por los mostazas y los grises de Alien 3 (1992) película que recibió una menos que tibia recepción en las salas de cine y en las opiniones de los especialistas. Sin embargo, tres años después, Fincher se sacudió de la mala experiencia (bendito sea el Dios del cine) para comenzar de nuevo su carrera con Se7en (1995), y no ha parado desde entonces. The Game (1997) , Fight Club (1999), Panic Room, Zodiac (2007), The Curious Case Of Benjamin Button, The Social Network, The Girl With The Dragon Tattoo y la más reciente, Gone Girl (2014), donde confirmó a incrédulos lo que muchos ya sabíamos, Ben Affleck sabe actuar.

 

Floria Sigismondi

Cuando Marilyn Manson necesitó una identidad visual perturbadora que hiciera armonía con lo trasgresor de su número musical, busco a la artista plástica vuelta directora de videos Floria Sigismondi, quien por más de dos décadas ha plagado de imaginería surrealista a artistas como David Bowie, Sheryl Crow, Leonard Cohen, Interpol, The Cure, The White Stripes y hasta Christina Aguilera.

Como carta de presentación a los proyectores en las salas de cine, Sigismondi eligió la historia de The Runaways (2010), la mítica banda de mujeres que parió a Sandy West, Cherrie Curry, Lita Ford, Jackie Fox y más prominentemente a Joan Jett a la escena musical mundial. En el retrato fílmico de la banda de rock, Sigismondi hace gala no de su destacable habilidad surrealista, sino de su enérgico estilo visual para capturar la intensidad con la que The Runaways marcó su breve pero significativo paso a través de la historia del rock n’ roll

Bonus Mexicano:

Fernando Eimbcke

A finales de los noventa, si una banda buscaba algo más para sus videos que paseos en el desierto y los colores en sepia, buscaba a Fernando Eimbcke, cuyos trabajos casi siempre destacaban por funcionar como un añadido conceptual, y en ocasiones narrativo, a la temática de cualquier canción. Fotografía de Jumbo, Mr. P. Mosh de Plastilina Mosh y Rastamandita de Molotov son sólo algunos de los trabajos con los que Eimbcke engalanó las televisiones de los hogares mexicanos por años.

El egresado del CUEC, dirigió su primer largometraje en 2004, Temporada De Patos, donde desde entonces ha cobijado su carrera cinematográfica bajo el manto de la adolescencia y los conflictos personales conlleva los primeros pasos hacia la adultez con un humor que no está ausente de inteligencia y reflexión.

¿Algún favorito?

Autor: pepepilgrim

Gamer, realizador audiovisual, escritor, sobreviviente del Y2K, fanático de las historias y del sarcasmo como forma de bullying.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *