Las mujeres de The Beatles, un recorrido por los nombres que los marcaron

Desde hace tiempo he tenido cierta fijación con los nombres, y por alguna razón siempre he deseado una canción con el mío, pero no he tenido éxito en encontrar alguna. Por eso en esta publicación, haremos un repaso por las canciones que The Beatles escribieron a esas chicas que amaron, les rompieron el corazón o que sólo les gustó cómo sonaba su nombre.

No hay ninguna banda que no le haya dedicado una canción a alguna chica. Alguna vez leí por ahí que The Beatles fueron la primer boy band de la historia, tal vez es cierto, tal vez no. En cuestión de gustos no hay que meterse, porque como bien dicen por ahí, cada mente es un universo.

Solía pensar que no había nadie a quien no le gustara The Beatles, pero al ir creciendo y conociendo más personas, me dí cuenta que es posible. Debo confesar que a pesar de eso, creo que The Beatles es mi gusto musical más decente, y ha sido de esas bandas que siempre están presentes en mi playlist.

Debo aclarar que no soy una experta en música (o en ningún tema), así que si hay algún dato erróneo, pido una disculpa a esas enciclopedias musicales vivientes que me han leído.

 

Voy a comenzar con una de mis canciones favoritas: Anna. Leyendo por ahí, descubrí que también era una de las favoritas de Jonh Lennon. Este tema, aunque hicieron su propia versión, no es de The Beatles, sino de Arthur Alexander, un cantante de country y soul norteamericano. El título original es Anna (Go to Him), y fue incluida en el álbum debut de The Beatles, Please Please Me (mi favorito).

 

 

 

Long Tall Sally, es una canción que The Beatles tocaban en sus presentaciones en vivo. Fue grabada originalmente para el final de la película A Hard Day’s Night, en donde se presentaban en concierto, pero fue descartada. Fue incluida después en The Beatles’ Second Album. Al igual que Anna (Go to Him), esta canción no es propia de The Beatles, sino de Little Richard.

 

 

Dizzy, Miss Lizzy es otra canción que no era de ellos, pero de la que realizaron su propia versión, y al igual que las anteriores, la versión de The Beatles es más popular que la original. Este tema es de Larry Williams, un cantante y pianista de R&B. En algunas entrevistas, Paul McCartney ha declarado que esta es de las mejores grabaciones de la banda. Esta canción se incluyó en Help!, para la versión del Reino Unido, y en The Beatles VI, que era la versión para los Estados Unidos.

 

 

 

Michelle, es una canción compuesta por Paul McCartney y surgió a partir de cambiar la letra de algunas canciones en francés, que escuchó mientras estaba en una fiesta. El hecho de que diga algo en francés en la canción, fue una sugerencia de Jonh. Incluso en algunas versiones que circulan por ahí, dicen que usaron el método “¿Qué rima con…?” surgiendo así “Michelle, my belle”.

 

 

Otra de mis canciones favoritas es Eleanor Rigby, por la letra y el ritmo un tanto melancólico. Creo que la historia detrás de esta canción es conocida por todos, pero de cualquier manera vale la pena volver a contarla. Paul McCartney ha comentado que el nombre de “Eleanor” surge de la actriz Eleanor Bron, con quien la banda protagonizó la película Help!, mientras que “Rigby”, lo tomó del nombre de una tienda que vio mientras caminaba por la ciudad de Bristol.

En los años ochenta, alguien encontró una tumba en la iglesia St. Peter, uno de los lugares en donde Paul conoció a John, con el nombre de Eleanor Rigby, una mujer que murió en los años cuarenta y que trabajaba como cocinera en un hospital en Liverpool. Al conocer esto, Paul comentó que tal vez de forma inconsciente recordaba ese nombre.

 

 

Lucy in the Sky with Diamonds, es una gran canción, y haciendo a un lado la controversia sobre las drogas y el LSD, la historia detrás de este tema es algo muy lindo. Al parecer, Julian Lennon llegó un día de la escuela y le mostró a su papá un dibujo, describiéndolo como: This is Lucy in the sky with diamonds.

Aunque Paul ha declarado que la canción sí describe una alucinación, admitió también que ese tema en especial, no hacía referencia a las drogas, como Day Tripper y Got To Get You Into My Life. John por su parte, comentó alguna vez que las escenas de esa canción, hacían referencia a la historia de Lewis Carroll, Alicia en el País de Las Maravillas. Fue incluida en el disco Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

 

 

Otra canción de este álbum, es Lovely Rita, que fue publicada en medio de los rumores donde decían que el verdadero Paul McCartney estaba muerto y había sido reemplazado por un doble. Según se especulaba, la canción cuenta la historia de la muerte de Paul, quien se distrae mientras conduce, provocando un accidente. Incluso los medios entrevistaron a John y Yoko acerca de este tema y aseguraron que era una broma. La versión de Paul, es que un día en el estacionamiento del estudio de Abbey Road, una oficial de tránsito lo multó por estar mal estacionado y al preguntarle sobre el nombre de la agente, sólo respondió: “Tenía cara de Rita”.

Algunos de los sonidos extraños que se escuchan en el fondo, fueron realizados por un instrumento fabricado por la banda, que consistía en un peine y un papel.

 

 

Penny Lane es uno de los temas más reconocidos de The Beatles, pues ha formado parte de diversas listas y tops de las mejores canciones del mundo de todos los tiempos y cosas de esas… Penny Lane, es el nombre de una calle de la ciudad de Liverpool, en donde John y Paul se encontraban para tomar un autobús que los llevara al centro de la ciudad.

En la canción, incluida en el disco Magical Mystery Tour, Paul plasma la nostalgia de los tiempos en los que era niño, y describe un paseo por esa calle. En la letra se menciona al dueño de la peluquería, y otros elementos que fueron agregados por Paul, resultado de sus recuerdos de esos días.

Una legisladora de la ciudad, quiso cambiar el nombre de la calle, pues alegaba que aludía a James Penny, un comerciante de esclavos del siglo XVIII, sin embargo el descontento de la gente y admiradores de The Beatles, lograron que dicho proyecto se cancelara.

 

 

Es sabido que The Beatles tuvo su etapa psicodélica y que conocieron a grandes músicos y otras personalidades que ahora forman parte de la cultura pop. Dear Prudence, una canción de The White Album, fue compuesta por John a uno de esos personajes con los que alguna vez convivió. La historia cuenta que la Prudence a la que John invita a salir a jugar, es la hermana de Mia Farrow (la actriz protagonista de Rosemary’s Baby), Prudence Farrow. Prudence estaba en el mismo curso de meditación transcendental que la banda tomó con Maharishi Mahesh Yogui, pero la vieron poco, pues estaba concentrada en su meditación y no salía de su habitación para casi nada, por eso la razón de esa estrofa y de la canción entera.

 

 

También de The White Album, se desprende Martha My Dear, una canción que fue compuesta e interpretada sólo por Paul. Tal vez esta canción no debería estar en esta lista, porque Paul alguna vez dijo que la dedicaba a su perra y no a alguna chica, pero también se rumora que fue escrita para Jane Asher, una de sus exnovias.

 

 

En el año de 1968, The Beatles visitó la India, para estudiar meditación trascendental, como ya había mencionado antes. Durante este lapso, John compuso el tema Julia, la única canción que interpretó de manera solista. Julia era el nombre de su madre, quien murió atropellada cuando él tenía 17 años. Yoko Ono contribuyó con algunos versos, además de ser mencionada en la parte Oceanchild, calls me, que es el significado en japonés de su nombre. El tema tiene la peculiaridad de ser acústico porque el único instrumento occidental al que tenían acceso era la guitarra.

 

 

El tan mencionado curso de meditación trascendental que tomó la banda en India, fue impartido por Maharishi Mahesh Yogui, pero John tuvo algunos roces con el gurú, pues al parecer estaba interesado de forma sexual en una de las asistentes al curso, y según las propias reglas de Maharishi, eso no estaba permitido. A raíz de estos sucesos, John escribió la canción Sexy Sadie.

La canción original hacía una referencia directa al gurú y a su desencuentro, por lo que George persuadió a John de cambiar algunos versos y el título de la canción, para evitar problemas legales. Esta fue de las últimas composiciones de John durante su estancia en la India.

 

 

Polythene Pam, es un track de Abbey Road, en el que está mezclado con otros temas como Sun King, Mean Mr. Mustard, enseguida Polythene Pam, y She Came In Through The Bathroom Window. La canción fue compuesta por John, y se refería a una chica que vestía prendas de plástico y a una de sus fans de los días de The Cavern, Polythene Pat, una chica que era llamada así por su extraña afición a comer plástico.

 

 

Maggie May, es una canción tradicional de la ciudad de Liverpool, que habla de una prostituta que roba a un marinero. La versión de The Beatles, que fue grabada en el año de 1969 e incluida en el álbum Let It Be, se tituló Maggie Mae, cambiando la e por una y. En el disco, la canción tiene una duración de 39 segundos, siendo de las canciones más cortas de The Beatles.

 

 

Tal vez caiga en un lugar común, típico de algún fan improvisado (o de microondas, como dice un amigo) pero Hey Jude es una de mis favoritas, no sólo por la letra y la melodía, sino también por la historia detrás de ella. Jude siempre me ha sonado a nombre de chica, aunque originalmente fue compuesta por Paul para Julian Lennon, como una forma de consolarlo por el divorcio de sus papás. La letra comenzaba con un Hey Jules, pero evolucionó hasta ser Hey Jude.

Hay muchas versiones sobre el origen de esta canción, una es que era para John, otra que era para una periodista llamada Judith Simons del Daily Express, y otra más, que había sido compuesta para Jane Asher. Yo me quedaré con la primer versión, porque es la más linda, además de que Julian Lennon no se enteró de esto hasta veinte años después y asegura que Paul fue uno de sus mejores amigos cuando era niño y como todos sabemos, ser niño es muy complicado y solitario, eso sin mencionar que él fue uno famoso…

 

 

Lady Madonna, fue escrita por Paul y según ha declarado, estaba sentado al piano tratando de componer una canción con un toque de blues boogie-woogie que le recordó a Fats Domino. Ese mismo año, Fats Domino reversionó esta canción y se convirtió en su éxito más reciente.

 

 

Ha sido un recorrido largo, pero creo que vale la pena saber de dónde vienen las canciones que te han gustado por mucho tiempo. Si no leíste todo, espero al menos  hayas escuchado las canciones, porque son geniales.

Deja tus comentarios y busca a Plusbits en Facebook y Twitter.

Con información de Wikipedia.

Autor: Sally Green

Vocalista, baterista y la que toca el triángulo eléctrico en la aclamada banda imaginaria Kevin McCallister y Los Ladrones Mojados. Búscala en Twitter: @AivpoA

Un comentario sobre “Las mujeres de The Beatles, un recorrido por los nombres que los marcaron”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *