Open Library: una página por cada libro publicado jamás

La Biblioteca Abierta (Open Library) es un proyecto de la organización sin ánimo de lucro Internet Archive, y está patrocinada parcialmente por una beca de la California State Library. Su objetivo es crear una página web (un registro) por cada libro que se haya publicado jamás, algo muy ambicioso. Sin embargo, en esa línea, han logrado crear más de 30 millones de registros y muchos de esos libros están disponibles para préstamos digitales a través de distintas plataformas.

Más que una biblioteca, Open Library es una base de datos increíble, aunque con una interfaz un poco incómoda si no vas a visualizar la página en una PC. Sin embargo, su funcionalidad, para mí, más atractiva, es que puedes pedir algunos libros prestados durante dos semanas. Ya existían proyectos que se dedicaban a poner libros digitales al alcance de la gente, como el Proyecto Gutenberg, que lo hacía con libros cuyo copyright había expirado, sin embargo, si el libro que buscas aún tiene su copyright vigente, puedes probar a buscarlo en Open Library. No todos sus libros se pueden pedir prestados porque no todos están en formato digital. Sin embargo, yo he tenido la oportunidad de encontrar varios libros que me había sido imposible conseguir allí.

¿Cómo puedo pedir libros prestados a la Open Library?

Lo primero que necesitas es una cuenta. Registrarse es rápido y no quita más de cinco minutos, además de que la página evita al máximo mandar spam. Lo mencioné arriba, pero lo repito: no todos los libros están disponibles. Para saber si un libro está disponible debes buscar el siguiente ícono al lado del título del libro o en las ediciones:

borrow_panel1Lamentablemente, ni siquiera todos los libros que tienen el ícono están disponibles en todas las regiones, pues algunos no le pertenecen a Internet Archive, sino a librerías locales a las que no se puede acceder desde México y que generalmente piden otros requisitos. Sin embargo, esa clase de libros son los menos y todos los que tengan ese ícono están disponibles para préstamo.

Como los libros que prestan son ediciones con DRM, todos los préstamos se realizan a través de Adobe Digital Editions que esté verificada (o sea, que la hayas registrado con una cuenta de Abode o cualquier otra cosa que el software permita) y de uno en uno. Lo que quiere decir que más de una vez tendrás que anotarte en la lista de espera, como en una biblioteca normal. Cuando el libro que desees esté disponible, la Open Library te avisará para que lo descargues y lo reservará por un plazo de veinticuatro horas.

A la hora de descargar yo recomiendo un par de cosas: si quieres leer el libro en tu celular o en una tablet, hazlo directamente desde allí, con la app de Adobe ya descargada, porque aunque Adobe puede sincronizar tus libros de un dispositivo a otro, no hace eso con los libros prestados. Se quedan sólo en el dispositivo en el que los descargaste y sólo se pueden abrir con ese software porque traen DRM. La Open Library ofrece varias alternativas de las cuales las más cómodas son los pdfs escaneados por el mismo Internet Archive en alta calidad y los epubs. Eso sí, los pdfs escaneados son libros que antes pertenecieron a alguien y algunos suelen venir subrayados o marcados como el que acabo de pedir prestado, pero completamente legibles.

borrow_panel2Los libros son tuyos por dos semanas. Puedes regresarlos antes si los acabas (sobre todo cuando hay personas esperando en lista de espera) o esperar a que pasen las dos semanas, Adobe Digital Editions los devolverá automáticamente. Aunque no es la solución ideal para conseguir libros, sí es una muy buena alternativa si no quieres comprar el libro y la página lo tiene disponible para préstamo. En mi experiencia es bastante útil con libros desconocidos o difíciles de encontrar.

Tiene libros en varios idiomas, ¡incluso español!, pero la mayoría de los libros que están disponibles para préstamo están, por supuesto, en inglés.

Fuente:

 

 

 

 

Autor: Nea Poulain

"La vida nos la regalan, el tiempo hay que robárselo." Programadora, Ingeniera en Sistemas Computaciones en proceso, por el IPN. Sueño con estudiar Edición Editorial y leo todo el tiempo. Firme defensora de que las ciencias y la cultura no van separadas. Todo es bueno con una dosis aceptable de cafeína en la sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *