Pompeya (2014) | Review

Pompeya es una película dirigida por Paul W.S. Anderson en la que a través de los ojos de un esclavo nos narra la erupción del monte Vesubio y la destrucción que sepultó a la ciudad de Pompeya.

Milo (Kit Harington) es el último de su tribu, un celta domador de caballos, esto después de que el imperio Romano acabara con su gente y con sus tierras, toda su vida aprendió la violencia lo que lo lleva de pueblo en pueblo, de coliseo en coliseo. En sus viajes conoce a Cassia (Emily Browning) de quien se enamora inmediatamente, pero la conspiración de un alto mando romano conocido como Corvus (Kiefer Sutherland), la pone en peligro a ella y a su familia. Todo esto mientras el Vesubio está a punto de explotar.

Esta película podría decirse que es un Spartacus conoce a Pico de Dante y Gladiador. Debo confesar que la razón real por la cual quería ver esta cinta es por la aparición de Kit Harington quien es John Snow en la serie Game of Thrones.

Tal vez lo que no termina de convencer de esta película es pasan demasiadas cosas, aunque tal vez es un punto “realista” que podamos tomar en cuenta, la película no habla sobre el monte hasta que este empieza a temblar más de lo normal, hasta ese punto, la historia es una de amor imposible entre el esclavo gladiador y la princesa de la ciudad. Después en pleno clímax de la historia KABOOM! las cosas se ponen feas para toda la ciudad.

No lo hacen mal, pero si pecan de querer hacer demasiadas cosas al mismo tiempo y tomar muchos elementos de otras historias que ya son película o serie lo que la convierte en un cliché.

Sin Embargo la película te entretiene y resulta buena si la vez un domingo en familia o con amigos, ya sabes, para pasar un buen rato. Así que el veredicto final es:

No es una épica, pero si una palomera.

Autor: Asaf Lopez

Director General de PlusbitsMx, ciudadano de Internet, tecnólogo, desarrollo de Web y apps para móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *