Rogue One: a Star Wars story | Reseña

Como bien lo prometió Disney, este año tenemos otra película del universo creado por George Lucas. Pero no se confundan. Rogue One: A Star Wars Story no es una continuación de lo que vimos el año pasado. Todo lo contrario, nos muestra lo que pasó justo antes de ese mítico Episodio IV.

El Imperio ha creado una nueva y muy poderosa arma, la Estrella de la Muerte, la cual tiene la capacidad de destruir planetas enteros. Jyn Erso es convencida para intentar ponerse en contacto con su padre, el creador de esta arma, para descubrir alguna manera de detenerla. Y la hay, pero deberán robar los planos en una misión suicida para la cual deberán desobedecer a la misma alianza rebelde. Todo con tal de poder entregar esperanza a su equipo.

Ahora, ¿cómo se cuenta una historia de la cual se sabe cuál será el desenlace? Con un muy buen manejo de ritmo y personajes.

Gareth Edwards supo darles a los fans de antaño las referencias, los cameos e incluso al temible Darth Vader, de una manera que los emocionará de la misma manera que al ver cualquier otro de los episodios.

Y para los nuevos fans, se presenta una situación que puede ser desconocida o no, pero que de igual manera atrapa. Como lo dije ya, puede ser por los personajes bien presentados y carismáticos o por una historia que nunca se torna aburrida y que te interesa ver a cada paso como se llegará a ese objetivo.

 

Fuera de que es una historia que pertenece a un universo tan grande, creo que Rogue One se puede sostener por si sola. Es emocionante como pocas, y me parece que combina a la perfección lo que ya sabíamos de este punto de la historia con los elementos nuevos que aunque pocos, son suficientes para llevarnos a lo largo de la trama.

Además de que con ese final es imposible no querer ver cuál será el destino de esos planos (si es que hay alguien que no lo sepa, claro).

Debo decir que me preocupaba bastante que este director se fuera a hacer cargo del primer spin-off de una saga tan popular. Mas que nada porque su trabajo anterior, Godzilla, me parece aburrida, con un ritmo terrible y que además desperdició a un cast de primer nivel. No sé si haya sido por su amor a esta saga o por una supervisión muy cercana por parte de su estudio, pero me da gusto ver que este fue el resultado. Y ahora de verdad espero ver sus siguientes proyectos porque ha demostrado que puede hacer cosas de gran calidad.

Vayan y dense la oportunidad de pasar un momento no solo agradable sino muy divertido y emocionante. Y quién sabe, quizás hasta salen convencidos creyendo en el poder de la fuerza.

Autor: SakuraBennet

Lectora por vocación, Godínez por necesidad. Quiero vivir en un mundo hecho de libros y queso. Buen diente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *