Cenicienta | Reseña. Dejavú que predomina

La magia está en el aire y Walt Disney Pictures decide traernos una versión live action de La Cenicienta de los 50´s. 

Esto solo es un remake de la clásica historia de Disney que ya todos conocemos, pero con actores de carne y hueso. Y mientras películas como Alicia en el país de las Maravillas y Maléfica triunfaron por una visión diferente a la original, Cenicienta se queda estancada en un sentimiento de dejavú.

Sin duda alguna Cate Blanchett se lleva toda la película, dejando a la protagonista (Lily James) un poco de lado, al igual que pasó con la nueva versión de Blanca Nieves,  Kristen Stewart fue bastante opacada por la increíble actuación de Charlize Theron.

Cenicienta-cate-blanchett

Los efectos especiales iban muy bien hasta que la transformación de la calabaza no me convenció del todo, porque se sienten genéricos, no es por menospreciar el trabajo de los artistas digitales, pero pudieron pulirlos más.

Hubo muchos chistes que sobraron y que hacían ver la película sosa, lo cual puede hacer que pierda su encanto cursi.

cenicienta-2015-lily-james

Sin duda el vestuario es lo más rescatable de la cinta, ya que los vestidos que muestra Cenicienta son verdaderas obras de arte textil, sobretodo el que muestra al final, el vestido de novia para su boda.

A pesar de todo, es una película bastante bonita y con un buen mensaje, que sí esta bien para verla, pero solo si no tienes nada mejor que ver porque peca, y mucho, de ser lo mismo que ya había visto antes.

Al final esta película es más de lo mismo, tal vez funcione para las nuevas generaciones, pero para quienes ya conocemos la historia, no nos convence realmente.

cenicienta-2015-amor