Hedwig and the Angry Inch.

Hace más o menos un año que vi este musical y automáticamente se volvió de mis favoritos. Ya tiene un buen rato, primero fue musical de Broadway y después se adaptó a un filme, rompiendo varios esquemas, tanto en música, cine y manejo de la sexualidad. Esto es Hedwig and The Angry Inch (2001).

Hansel Schmidt nació y creció en una Alemania dividida por el muro de Berlín. Desde pequeño la música es parte de su vida, gracias al pequeño radio donde escuchaba música estadounidense, teniendo un especial interés por el rock. Al crecer escapa de Alemania, pero ahora bajo la identidad de la cantante Hedwig, junto con su banda The Angry Inch, para contar su historia a través de la música, mientras persigue a un antiguo amante que robó sus ideas y sí alcanzó el estrellato.

Hedwig and The Angry Inch es una película que vale la pena ver si te dices fan de los musicales, y fan del rock. Una historia irreverente y a la vez enternecedora donde se busca la identidad y el amor, en el punto de vista de “tu otra mitad”. Canciones buenísimas y muy entrañables, y por si fuera poco, premiada en el festival de Sundance. Si no eres muy cerrado de mente, creo que lo disfrutarás tanto como yo.

Les dejo el trailer y la canción base de la película, que mis respetos:

@itzeluuh