Día internacional de la mujer: 4 escritoras que deberías conocer

Hoy es el día internacional de la mujer. Este año, el objetivo de la ONU, para aquellos interesados es: «Por un Planeta 50-50 en 2030: Demos el paso para la igualdad de género». Yo hoy vengo a recomendarles escritoras magníficas. No es que no lo haga diario, pero hoy quiero darles un énfasis especial a las mujeres (ya le tocará el turno a los hombres), sobre todo a las escritoras que he elegido y anirmalos a leer sus libros.

Amélie Nothomb

Amelie Nothomb

Amélie Nothomb es una belga que nació en Japón y, desde su infancia, ha guardado el recuerdo y su fascinación por japón. Algunos de sus libros más famosos, como Estupor y temblores y Ni de Eva ni de Adán,  están ambientados en el país del Sol Naciente, un lugar que ama y no teme en criticar. Amelia ha vivido en muchos lugares (Japón, Estados Unidos, Bangladesh, Laos, Birmania…) y ella misma dice que muchas veces le cuesta sentirse parte de alguno en específico. Desde 1992, el año de la publicación de su primera novela, Higiene del asesino, ha publicado un libro al año. Tiene un sentido del humor bastante peculiar, y hay quien ha calificado su estilo cómico a la ve que pedante. De sus libros, por supuesto, recomiendo Estupor y Temblores e Higiene del asesino.

Jane Austen

Jane austen

No hay duda de que cuando hablamos de escritoras notables, Austen tiende a estar en todas las listas. Las obras de Austen, sobre todo las más conocidas como Ogullo y Prejuicio, siguen siendo clásicos hasta nuestros días. De lo más destacado es de la ironía que dota a sus obras, dándoles un tinte cómico muy inglés. Jane Austen escribió muchas de las novelas románticas que hasta nuestros días son consideradas primordiales dentro del género, aunque ella misma no se casó nunca y, de hecho, cuando publicó su primer libro, se hizo de manera anónima: en la portada sólo decía “por una mujer”. Su identidad no se conoció hasta años más tarde y no porque sus obras publicadas lo dijeran, no, sino por la indiscreción de su familia. Recomiendo, por supuesto, Orgullo y Prejuicio, quizá su obra más reconocida.

Elena Poniatowska

elena

¿Qué mexicano no ha oído hablar de Elena Poniatowska? Sus libros son reconocidos en todo el país. Nació en Francia el 19 de mayo de 1932 con el nombre de Hélène Elizabeth Louise Amélie Paula Dolores Poniatowska, pero llegó a México a los 10 años a causa de la segunda guerra mundial. En toda su vida ha publicado más de una veintena de libros y ha sido reconocida con muchísimos premios, entre ellos el Miguel de Cervantes en 2013. Las constantes en su obra son la presencia de la mujer, la belleza de la ciudad de México así como también sus problemas, las injusticias sociales y la vida cotidiana. Recomiendo, por supuesto, La noche de Tlatelolco y La piel del cielo.

Chimamanda Ngozi Adichie

Chimamanda-Ngozi-Adichie

Esta escritora africana últimamente ha ganado mucho terreno. Para mí, empezar a leerla significó darme cuenta lo poco que sabía en realidad de África y de sus habitantes. Chimamanda se esfuerza en mostrarnos muchos ejemplos de personajes. Sus protagonistas casi siempre son nigerianos de la tribu igbo, una de las que habitan Nigeria, como ella y nos hace ver que África no es un lugar al que la gente va sólo de Safari. Hay un cuento donde una chica nigeriana que vive en Estados Unidos se queja para sí de cómo cuando la gente se entera que es Africana se apresura a contarle cómo han visitado África y qué acciones humanitarias han hecho. ¿No les suena de algo? Chimamanda aun tiene pocos libros, pero no hay duda que va camino a convertirse en una gran escritora. Recomiendo Algo alrededor de tu cuello.

Fates and Furies: lo mejor de Amazon en 2015 | Reseña

Es probable que aún no hayan oído hablar de Fates and Furies porque aún no ha sido traducido. Sin embargo, mi curiosidad pudo más porque los editores de Amazon lo nombraron lo mejor de 2015 en la categoría de ficción y fue finalista en el National Book Award 2015. Así que me dije que probablemente sería algo que valdría la pena leer. Fates and Furies es uno de esos tantos libros sobre el matrimonio, que intentan encontrarle un sentido, una razón, una base, algo. En este caso, nuestros protagonistas Lotto y Mathilde, se casan en secreto, a los veintidós años, unas semanas después de graduarse. Sus amigos no lo pueden creer y, año tras año, hacen apuestas de como el matrimonio entre ambos fracasará de manera épica; sin embargo, año tras año, Lotto y Mathilde parecen una pareja mucho más sólida que el año anterior.

fates and furies coverLauren Groff, la autora, basa su novela en la premisa que la clave para un buen matrimonio no son las verdades, sino los secretos. O más bien, entre Lotto y Mathilde, las verdades omitidas, que nadie ha dicho. Sabe construir sus personajes, describirlos con fortalezas y defectos, sus conflictos internos y sus contradicciones humanas. Lotto es quien más perfilado vemos en ese sentido, que ama a su mujer, pero también tiende a creer que como es su mujer es de su propiedad y no soporta oír que Mathilde salió con más personas antes que él. Groff no lo justifica en ningún momento, no da la idea de que la actitud de Lotto frente al pasado y a los secretos de su mujer es algo correcto y Mathilde siempre le deja en claro que, sí, lo quiere, que sí, ha hecho sacrificios por él, pero que, finalmente, su pasado es su pasado y él no tiene dominio sobre él.

Hay quien ha comparado la novela con el libro Perdida (Gone Girl) de Gillian Flynn, sólo que con personas más agradables de protagonistas. A excepción de que Perdida trata también de un matrimonio y un poco el estilo de la narración, comparación no le veo más allá. Sí, las dos protagonistas guardan secretos que vamos descubriendo, pero estos ni siquiera tienen un punto de comparación; quizá es sólo que a la gente le gusta hacer conexiones entre los libros o es todo una estrategia de marketing.

Lauren Groff sabe desarrollar a sus personajes y lo hace bien. Mientras que a Lotto lo conocemos desde la página uno, Mathilde siempre es más bien un enigma para los lectores e incluso para su propio esposo. Conforme pasan los años, se da cuenta de lo poco que en realidad conoce algunas facetas suyas y lo mucho que da por sentado. Sin embargo, más o menos a la mitad del libro la voz narrativa cambia abruptamente de punto de vista y nos trasladamos de Lotto a Mathilde. Conocemos los orígenes del personaje y todo lo que ha hecho durante su matrimonio, los secretos qué ha guardado y por qué.

Lauren-Groff-c-Megan-Brown
Lauren Groff, fotografía de Megan Brown

 

Fates and Furies, sin embargo, esta lejos de ser el libro perfecto y aunque tiene personajes muy bien perfilados, falla al mostrarnos el ambiente. No es que las descripciones falten, es que directamente uno siente que no están allí. Pareciera que Lauren Groff se hubiera centrado demasiado en la psique de los personajes y todo lo demás, a sus ojos, hubiera salido sobrando. Hay momentos en los que la novela sí se sostiene sólo con eso, pero para mí gusto hubo momentos en los que me faltaba algo.

Our Shared Shelf: el club de lectura feminista de Emma Watson

¡Emma Watson ha empezado un club de lectura! Sí, mucha gente se ha vuelto loca por eso últimamente desde que Emma anunció que quería crear un club de lectura feminista, pero que no le ocurrían nombres. Desde eso han pasado apenas seis días y ya hay más de 70 mil personas unidas al club de lectura en Goodreads. Definitivamente, el proyecto está teniendo éxito.

El grupo, bautizado como Our Shared Shelf (Nuestra estantería compartida) está abierto a toda persona que desee unirse y se encuentra alojado en Goodreads, la red social para lectores más grande e incluso hay un mensaje de Emma invitando a las personas a unirse y contando que fue lo que la llevó a crear el Club de Lectura:

 

Queridos lectores:

Como parte de mi trabajo en ONU Mujeres, he empezado a leer tantos libros y ensayos sobre igualdad como caen en mis manos. ¡Hay cosas fascinantes allá afuera! Divertidas, inspiradores, tristes, reflexivas y empoderadoras. He descubierto tanto que, a veces, siento que mi cabeza está a punto de explotar… He decidido empezar un Club de Lectura Feminista, ya que quiero compartir todo lo que he aprendido y oír sus opiniones también.

[…]

Si lo desean, pueden unirse y participar. Todos son bienvenidos, ¡me siento honrada!

Emma x.

El primer libro escogido es My Life on The Road, publicado por la activista Gloria Steinem a sus 81 años, contando cómo llegó a convertirse en la persona que es y lo que la ha llevado a vivir “de paso”, viajando, aprendiendo, escuchando y creando cambio en el mundo.

Ahora bien, ¿qué hay realmente en el club de lectura, además de mucha gente? Pues mucho caos. La avalancha de gente que ha llegado, y seguirá llegando, es capaz de hacer explotar tus notificaciones en Goodreads si cometes el error de dejar las notificaciones prendidas si es que te unes. Algunas personas han intentado crear un poco de orden en el caos, pero en su mayoría, lo que hay es caos, a pesar de la amabilidad de casi todo el mundo. Gente de casi todas partes del mundo (aunque mayoritariamente Estados Unidos y Europa) se ha unido. Algunos, supongo, sólo movidos por la curiosidad; otros realmente interesados; otros más, imagino, sólo porque Emma Watson lo ha creado y son sus más grandes fans.

Sin embargo, entre todo el desorden, algunas personas han propuesto temas interesantes, han surgido algunos debates entre algunas personas y hasta algunas discusiones acaloradas. Sobre el libro aún no se ha hablado, por supuesto, porque la gente está leyéndolo, consiguiéndolo o esperando a que le llegue porque ya lo ha ordenado online. Yo he dado sólo una visita por encima e incluso hay un tema especial para hispanohablantes, pues algunas personas tenían esperanzas de encontrar el libro en español (que no, aun no está traducido).

Así que ya saben con lo que se van a encontrar si acaban uniéndose: caos, mucha gente amable y muchas, pero muchas discusiones sobre feminismo (y algunos otros temas de actualidad).

Our Shared Shelf
Imagen del grupo en Goodreads

 

Fangirl, Rainbow Rowell | Reseña

Desde el momento en que anunciaron este libro y la trama, no supe que pensar. Conocía a Rainbow Rowell, pero no la había leído, sólo me habían recomendado Eleanor & Park de pasada (libro que aún no leo por temor a decepcionarme); sin embargo, este libro me pareció, desde el primer momento, un producto del marketing, con un público muy claro: todas las chicas que son como la protagonista, Cath, las fangirls, que pasan más tiempo pensado de mundos ficticios que en el real, son tímidas y no tienen nada mejor que hacer que escribir fanfiction juntando a los personajes de sus libros favoritos. Me pareció una idea ambiciosa, que podría resultar muy bien si se desarrollaba, a pesar de que pareciera estar hecha sólo por el marketing y las ventas y me dejé llevar a la hora de leerlo. Gran error. Porque me estrellé con algo muy diferente a lo que pensaba que sería este libro.

portada fangirl

Para empezar, nunca he sabido si identificarme como fangirl. No me gusta la palabra. Me parece que encasilla en un estereotipo poco favorecedor a personas realmente apasionadas a algo (grupos de música, libros, películas, series, etcétera), pero entiendo porque las personas eligen identificarse con ella. Hay un cliché que rodea a la palabra, sobre todo cuando se le relaciona con libros: chicas muy tímidas, con pocos amigos, que prefieren pensar en mundos y personajes ficticios que en el real, que prefieren leer o quedarse en casa a salir de fiesta, que no se preocupan demasiado por su aspecto personal o su ropa y en general no son superficiales. Tampoco me gustan los estereotipos. Es muy fácil encasillar a gente muy diferente en ellos y convertirlos en clichés, sin admirar su diversidad y sus diferencias.

Y este es justo el problema del libro: que pretende acercarse a las chicas a las que va dirigido con el cliché más reconocible de una fangirl. Cath y Wren son hermanas gemelas. Idénticas, exceptuando que Wren ha decidido cortarse el cabello y que no quiere ser la roomie de Cath en la universidad, pues quiere ser un poco más independiente. Cath se lo ha tomado totalmente a pecho y no importa la cantidad de veces que Wren le asegure que no dejaran de ser hermanas y que podrán pasar mucho tiempo juntas aún así, ella no lo cree y la perspectiva de ir a la universidad no la anima ni un poco. Cath es muy tímida (y cuando digo muy tímida lo digo en un nivel extremo: pasa casi una semana comiendo barritas energéticas simplemente porque no se atreve a preguntar donde está la cafetería) y por lo que está realmente apasionada es por Simon Snow, y el fanfiction de Simon Snow.

personajes fangirl

El asunto de Simon Snow es curioso, primero porque rebasó a Rainbow Rowell de una manera que quizá no esperaba y la ayudó a vender muchos más libros, pues por la fama que se creó, acabó escribiendo el fanfiction de Cath: Carry On. Simon Snow es una saga de libros ficticia sospechosamente parecida a Harry Potter… más bien: brutalmente parecida a Harry Potter. No sé si fue a propósito o no, pero me inclino a pensar que sí, aunque sea un poco malpensada. El detalle no me molesta en lo más mínimo, pero me resultó curioso.

La novela tenía todo, ¡todo!, para gustarme: una protagonista con rasgos con los que me podía identificar, una clase de conflicto (que realmente nunca llegó a tal) y mucha, pero mucha plática sobre fanfiction. Y aún así, no me gustó. Le achaqué ese problema a varias cosas mientras la estaba leyendo, pero al estrellarme con el final del libro me di cuenta de realmente qué estaba pasando: es un libro acerca de nada. Un libro que está narrado con una prosa extraordinaria, sí, no lo niego, pero finalmente, un libro acerca de nada. Tiene algunos intentos de conflicto (el “robo” de un manuscrito a Cath, la aparición de su madre, la separación de Wren) pero ninguno es lo suficientemente fuerte o está bien desarrollado como para sostener el clímax del libro.

fangirl

Por otro lado, los personajes llegan a ser un problema porque no parecen muy bien desarrollados, sobre todo Cath. En más de 400 páginas, no se aprecia un cambio significativo en ella, salvo la existencia de un novio. Como personaje, podía tener mucho potencial, durante todo el libro, Cath se llena de contradicciones, comete errores, definitivamente es humana. Pero nunca tiene un crecimiento o un cambio; más bien son los demás personajes los que tienen que, por fuerza, adaptarse a ella, por decirlo de alguna manera. En el caso de Wren es casi absurdo. Wren también es un personaje que está bien construido en un principio: quiere más independencia, ir a fiestas, conocer chicos, todo lo cual parece perfectamente normal para una estudiante universitaria. Sin embargo, la manera en la que, de alguna manera, siempre acaba siendo la antagonista de Cath es algo que no comprendo. Incluso el narrador parece reprobar su ejemplo y decirnos que la que está bien es Cath (cuando no necesariamente lo está).  Y yo valoro mucho que el narrador no se meta a explicarme cómo debería ver las cosas en una novela, siento que yo puedo hacer eso por mi misma.

En fin, es una novela que, a pesar de tenerlo todo, al menos para mí, se estrelló con mucha fuerza sobre el pavimento. Aún así, si les interesa, se las recomiendo, seguro alguien puede encontrar lo que yo no encontré en el libro y entretenerse con ella. Quizá yo quería algo diferente, esa clase de libros que te dan puñetazos en la cara y este no parece ser lo suficientemente valiente como para atreverse.

Estupor y temblores, Amélie Nothomb | Reseña

Siempre he dicho que todo el mundo debería conocer a esta magnífica escritora belga. Creo que este, Estupor y temblores, uno de sus primeros libros, es el libro perfecto para conocerla y conocer también su peculiar sentido del humor. Estupor y temblores es una novela autobiográfica en la que Amélie narra sus aventuras trabajando en una empresa japonesa, intentando adaptarse a un ambiente muy diferente al que conoce.  Para ponerlos en contexto, Amélie nació en Japón (en la ciudad de Kobe, más concretamente) puesto que su padre era diplomático. A los cinco años, abandonó el país y no volvió hasta 1989 para perfeccionar su japonés y conocer, de verdad, al país de sus amores.

estupor y tembloresEsta historia comienza en enero de 1990, Amélie acaba de conseguir empleo en una empresa japonesa muy tradicional donde Amélie empieza a ganarse enemigos desde el primer día. Su inmediata superior, Mori Fubuki, empieza primero como una aliada. Y en la larga cadena de sus superiores, el señor Omochi le hará la vida especialmente imposible. Entre sus tareas están sacar mil veces fotocopias del reglamento del club de golf del señor Omochi (y repetirlas, porque la primera vez no están correctamente centradas), escribir cartas adivinando asunto, contenido e intenciones y servir cafés. Todo aderezado con la peculiar visión de Amélie.

Estupor y temblores es un libro muy cortito: apenas pasa de las 120 páginas. Además, se va volando. Amélie adora la cultura japonesa y adora Japón (es el país de sus amores), sin embargo, no se tienta el corazón para hacer una crítica de las empresas japonesas y la manera en que exprimen a sus empleados. Amélie se centra en los trabajos que le encomiendan y los líos en los que se mete por tener iniciativa, uno de los peores crímenes en la empresa.

El libro, escrito con el agudo sentido del humor de Amélie, hace que el libro sea muy divertido (¿quién pensaría que un libro sobre abusos laborales sería entretenido?). Para mí, es el mejor libro para conocer a la escritora belga, además de que sirve para conocer más del sistema jerárquico japonés y entender un poco su filosofía de trabajo. En resumen, es un libro cortito, entretenido, de trama y premisa muy sencilla que es muy recomendable si tienen interés en la cultura japonesa o en la escritora.

NaNoWriMo | Qué es y por qué apuntarse

Las siglas NaNoWriMo (sí, son siglas) vienen de National Novel Writing Month (Mes Nacional de la Escritura de Novela) y significan literalmente eso: escribir una novela en un mes. En realidad, para estandarizar, tienes que escribir 50,000 palabras en treinta días. Parece mucho, pero una novela de 50,000 no es una novela muy larga: no tienes que escribir un tabique, puesto que 50,000 palabras son, aproximadamente, 175 páginas (varían debido a la fuente, tamaño de la misma y el interlineado, pero es un promedio). El NaNoWriMo, más que un mes de la escritura de novela, es un reto personal. Se requiere constancia y disciplina para escribir tanto en tan poco tiempo y además, se necesita muchísima imaginación.

Sin embargo, tienes una ventaja: se prioriza la cantidad, la calidad no importa. Lo importante es producir y escupir palabras sobre el teclado, al fin que tendrás once meses completos para recortar, corregir, eliminar personajes, mejorar la trama y pulir tu obra. Lo importante es que escribas y no te quedes estancado. Nada de bloqueos de escritor o de pasarte tres días corrigiendo una escena que al final vas a acabar recortando entera. Lo importante es que acabes una novela.

nanowrimo (1)

Sin embargo, siendo una actividad estresante, que requiere tanto compromiso y de la que con muchos trabajos sacarás algo publicable, surge una pregunta:

¿Por qué anotarse al NaNoWriMo?

1. Para por fin escribir esa novela o esa historia a la que llevas años dándole vueltas. Puede que esa idea lleve años en tu cerebro y que ya hasta esté sacando moho. Pues bien, este es el desafío que necesitas para sacarla por fin y dejes de estar diciendo “empiezo mañana” todos los días.

2. Es un desafío personal. En realidad, a nadie le importa si no terminas o si lo que escribes no le gusta a ninguna editorial (sin corregir, eso es lógico) o si es malo. Es un desafío personal, una manera de retarte a ti mismo y lo que importa es escribir, demostrarte que eres constante y que diario puedes escribir un poco. Si hay una voz en tu cabeza que te insiste que tú no eres capaz de terminar una novela, esta es la mejor manera de decirle que está equivocada. Este es el mejor empujón que necesitas.

3. Tendrás mucha ayuda porque habrá miles de personas en tu misma situación. Podrás compartir la experiencia, recibir consejos y ayuda de miles de personas que, alrededor del mundo, estarán en la misma situación que tú. Hay páginas que se dedican a dar consejos para superar el bloqueo lector durante el NaNo y en los foros de la página podrás encontrar ayuda hasta para ponerle nombre a tus personajes. En resumen: no estarás solo.

4. Desarrollas el hábito. Muchas veces, aunque escribas cuentos, descubres que cuanto intentas escribir algo más largo, no puedes. Lo abandonas, te aburres, te abandona la inspiración y no haces para para intentar que regrese. Finalmente, ha pasado un mes o dos y ya ni siquiera recuerdas cuál era la historia o cómo se llamaban los personajes. Con el NaNo no tienes esa opción: si quieres terminar tienes que ser constante y escribir, más o menos, 1,500 o 1,600 palabras diario. Cuando el mes acabe, aunque tu no termines, si te sentaste a escribir diario (o casi diario), al menos una media hora o una hora diaria, descubrirás que la cuentas como tu rutina y podrás usarlo para acabar la novela, corregirla o seguir trabajando en tu proyecto.

5. Si no es ahora, ¿cuándo? 

Nanowrimo keep calm

¿Cómo anotarse al NaNoWriMo?

Es muy sencillo: sólo necesitas una cuenta en la página oficial del NaNoWriMo, allí puedes dar de alta tu novela, curiosear los perfiles de otras personas que están en tu misma situación, leer consejos (los hay miles) y encontrar ayuda. Puedes hacerlo incluso antes de que empiece, pues hay muchas personas que, para evitar perder el tiempo en la planeación, hacen esquemas antes, crean personajes y ponen sus ideas por escrito. Para algunas personas, ya es un hábito hacerlo año tras año y pueden ofrecer valiosos consejos de sus experiencias.

Así que, finalmente, crees que este desafío es para ti, ¡corre a apuntarte!

Más información en:

Letras chiquitas: libros para personas grandes y chiquitas

En un intento por difundir la afición por la lectura, y por compartir experiencias propias, han surgido una infinidad de sitios, sean blogs en cualquier plataforma, páginas de facebook, etcétera. Aunque abren sus puertas a cualquiera interesado por la lectura, queda implícito que su audiencia son jóvenes, y no despreciamos sus actividades, sin embargo dejan un poco relegados a un grupo importante, los niños pequeños, pues ellos serán los que en un futuro estén en su mismo lugar. Es entre las diversas páginas de facebook, que surge un movimiento dedicado a estas grandes personitas, y su nombre es Letras Chiquitas.

Letras chiquitas podría ser como un portal que transforma a los lectores (chiquitos y grandotes) en booktubers, gracias a la tecnología inventada por Willy Wonka para transportar el chocolate por la televisión. Su base de trasmisiones es en el Asteroide B-612 y se dice que los participantes, son animagos y miembros secretos de V.F.D., lo que sea que eso signifique. Aunque también podría ser una serie de videos en YouTube donde se lee y se recomiendan libros infantiles y juveniles, de autores nuevos y clásicos, de editoriales mexicanas y extranjeras.

 

A Letras Chiquitas lo puedes encontrar justo como lo hice yo, topándote con un video. Recuerdo que el primero que vi fue justo su primer video, Chester. En él, tenemos a Gaby y Vale. Vale, nos habla sobre Chester, el libro sobre un gato travieso que gusta de rayar el libro que una escritora, hizo sobre un ratón. La propuesta de Letras Chiquitas es interesante, pues Vale nos recomienda el libro, contándonos además sus partes favoritas; los niños hacen la reseña -siendo guiados un poco-, logrando un acercamiento con el público infantil -y porqué no, con los adultos también-. Así es la sección de reseñas, donde varios chicos como Vale nos comparten uno de los libros que más les gustan.

Si sigues explorando en su página de facebook o canal en Youtube, encontrarás también la sección de Lecturas Chiquitas, donde se nos comparten lecturas de cuentos cortos y fragmentos de historias, como cuentos de los hermanos Grimm, por ejemplo. Aquí son los adultos los que leen, sin embargo no dejan de dirigirse hacia los niños. En esta sección han participado colaboradores de Plusbits.

Siendo una iniciativa original en San Luis Potosí, es natural que nos preguntemos cómo y de dónde surge, y es así que tras investigar un poco, les informo por aquí: Letras Chiquitas surge como un proyecto de difusión a cargo de la división de Difusión Cultural y el Centro de Producción Audiovisual TVUASLP “Televisión Universitaria“.

La intención es crear en los niños y adultos que ven el programa un gusto por esos libros, antojarles la trama, las ilustraciones o las sensaciones que se transmiten entre líneas, con la idea de que la mejor publicidad para un libro es una buena recomendación.

La idea surgió de la mente de algunos niños con apariencia de adultos, que gastaban todo su salario en novelas de Neil Gaiman, álbumes ilustrados de Océano Travesía, y libros de la colección Barco de vapor. Esos adultos aniñados buscaron niños de verdad y empezaron a platicar acerca de sus opiniones de cada texto, encontrando tanta diversidad y coincidencias, que valía la pena abrir la conversación a un público más grande.

En menos de dos meses el proyecto que apoyó la UASLP por medio de la División de Difusión Cultural y TV Universitaria tiene más de 2 mil reproducciones en sus 13 videos, con presencia en más de 17 países y con el respaldo y aprobación de algunas editoriales, que creen en nosotros, igual que los niños que participan, los papás que leen con ellos y los escritores que no tienen miedo de dedicarse a esos futuros lectores.

 

Letras chiquitas lanza un nuevo video de reseñas cada martes y de lecturas cada viernes, y abre la convocatoria para todo lector (chiquito y grandote) que quiera sumarse a esta iniciativa y compartir su cariño por los libros.

Y, ¿dónde más pueden encontrar a Letras Chiquitas? Bueno, además de Facebook y Youtube, pueden encontrarlos también en twitter, y como podcast en iTunes. Además, están presentes en festivales y ferias de libro. Recuerden compartir el material con esos adultos chiquitos y niños grandes, pues siempre un libro nuevo es bienvenido. Actualmente están estrenando su segunda temporada, para que no dejen de visitarlos.

Playlist literario: José Revueltas feat. Babasónicos

Mi buen amigo Pepe Pilgrim me prestó un libro de cuentos de José Revueltas titulado “El Sino del Escorpión y otros cuentos”, con prólogo de Eduardo Antonio Parra. Este ejemplar forma parte de una colección conmemorativa del Día Nacional del Libro, y cada año la Asociación Nacional del Libro edita un título de alguna autora o autor mexicano representativo de la literatura nacional, y es distribuido de forma gratuita el 12 de noviembre (que es cuando se celebra el Día Nacional del Libro) por Librerías Gandhi. Continuar leyendo “Playlist literario: José Revueltas feat. Babasónicos”

Algo alrededor de tu cuello: literatura africana | Reseña

África… ese continente que a menudo parece demasiado lejano, siempre retratado con gente pobre de piel oscura, increíbles paisajes, animales salvajes y en donde siempre hay guerra. Al menos, la mayoría de las personas ven así a África. Sin embargo, Chimamanda Ngozi Adichie, escritoria nigeriana, igbo, femeninista, se encarga de enseñarnos la otra cara de la moneda en Nigeria y sus inmigrantes. A lo largo de una serie de cuentos en el libro Algo alrededor de tu cuello, va retratando distintas realidades en Nigeria, distintas historias, tan diferentes unas de las otras, que a veces cuesta recordar que los protagonistas siempre con igbo, una de las tribus de Nigeria.

algo alrededor de tu cuello

Desdeesposas de peces gordos Nigerianos a las que llevan a vivir a Estados Unidos, sin quedarse ellos allí, porque allí no los reconocen como los peces gordos que son, hasta ganadoras de una visa que acaban huyendo de quien las llevó a Estados Unidos y aceptan cualquier trabajo en el cual les paguen en negro para poder substitir, hasta Nigerianos desesperados por pasar por un Norteamericano más, perdiendo en el camino raíces, costumbres, idioma y hasta nombre, como la historia de la mujer con una boda concertada por sus tíos a quien su esposo obliga a llamarse Agatha, en lugar de Chinaza.

Te explicó que había estado en Ghana, Uganda y Tanzania, que le gustaba s la poesía de Okot Bitek y las novelas de Amos Tutuola, que había leído mucho sobre los países africanos subsaharianos, su historia, sus complejidades. Querías sentir desdén y demostrarlo, porque son igual de condescendientes los blancos que sienten demasiado entusiasmo por África que los que no sienten ninguno.

(Extracto del cuelo Algo alrededor de tu cuello, que le da el título al libro).

 

Ya lo dijo alguna vez al autora en su conferencia The Danger Of A Single Story: no podemos retratar a África como una sola cosa, y sólo una, porque entonces, en eso se convertirá. Por eso sus historias son todas distintas y los problemas que sus personajes tienen que enfrentar son distintos, desde religiosos hasta familiares. Nos muestra la África que ya conocemos junto con una nueva, que quizá nos resulte extraña porque no estamos acostumbrados a ver el continente desde esa perspectiva.

Chimamanda-Ngozi-Adichie

Las historias transcurren entre Nigeria y Estados Unidos, dos ambientes que la escritora conoce perfectamente; ese ambiente que podemos calificar como africano nunca deja de estar presente a lo largo de todo el libro y se hace aún más marcado cuando nuestros protagonistas (siempre nigerianos), comparan lo que conocen con Estados Unidos. Se marca sobre todo en una de las historias donde un pez gordo nigeriano a mandado a su esposa a tener a sus hijos a Estados Unidos y a vivir allí. Y la mujer se encuentra con que, aunque el estilo de vida le parece extraño, es algo que de algún modo quiere para sus hijos: una vida en un mundo donde, si se cae la comida, no haya que recogerla para tener algo que comer.

Así que, para todos los que tengan un poco de curiosidad sobre Nigeria, visto desde el punto de vista de una africana, este es su libro. Quizá las historias no calcen con lo que conocen o con lo se imaginan de Nigeria y del continente, pero, después de todo, se pueden escribir mil historias diferentes de un sólo lugar.

Más allá del olvido, Patrick Modiano | Reseña

Patrick Modiano es el último premio Nobel de literatura. Después de leer Más allá del olvido, libro que me hubiera gustado leer en francés, me he convencido de que sí que se lo merece. Más allá del olvido, con todo lo que pueda parecer, no es sólo una novela romántica más, está narrada de una forma increíble, ambientada en un París y en una Inglaterra que puede parecer lejanos, con un narrador que lo recuerda todo desde el presente y al que sus recuerdos le empiezan a jugar malas pasadas.

portada modiano

De hecho, parece que por eso lo cuenta: para asegurarse de que sucedió de verdad. Que las tardes en el café Dante, con Jacqueline y Van Bever no son sólo un recuerdo más de esos que empiezan a desvanecerse. Sin embargo, es precisamente por culpa del narrador que hasta nosotros sólo llega una historia fragmentada, a pedazos, llena de agujeros de cosas que ya ha olvidado o de cosas que prefiere omitir para guardárselas a sí mismo. Ese detalle, sin embargo, no le resta parte de su magia al libro, si no acaba siendo una de sus características principales. Los lectores simplemente sólo somos testigos de una narración a medias, de momentos omitidos y detalles analizados hasta la saciedad. Para el narrador, es sólo un ejercicio de memoria. Para el lector común puede resultar una historia incompleta y un recuerdo a medias.

De hecho, hay algo que parece que te mantiene alejado de los demás personajes, como si no fueran más que letras sobre el papel. No es que no parezcan reales, sino que, al hacer un exhaustivo ejercicio de análisis, nuestro narrador los vuelve de alguna manera más lejanos. No hay duda de por qué Modiano ganó el Nobel. Ni siquiera sé sí está es considerada su mejor o peor novela, pero me dejó impresionada la cantidad de sentimiento que hay entre sus páginas.

modiano

No queda ninguna duda de que recomiendo el libro para aquellos que disfruten de las historias con un toque permanente de nostalgia entre sus páginas.

El día que dejé de ser el mexicano promedio

Platicando con unos amigos sobre los libros que he estado leyendo durante este año, me comentaron que el promedio de libros leídos al año por un mexicano es de 4. Mi propósito es leer un libro al mes, para así terminar el año con 12 libros, pero decidí que después de acabar mi 5to libro haría una nota contándoles mi experiencia superando la dicha línea del promedio.

Antes de comenzar hice una investigación y el dato correcto es 2.94 libros leídos al año, según la Encuesta nacional de lectura de 2012. Ni siquiera 3 libros, no digo “¡Qué vergüenza!” porque yo también estaba ahí.

Hace ya unos cuantos meses les platicaba de la experiencia de formarme un hábito nuevo o de como me había convertido en un adicto a leer en mis tiempos que antes consideraba muertos. Ahora les platicaré un poco sobre lo que le sigue a este nuevo hábito.

Durante estos 4 meses y medio ya he leído 5 libros los cuales son:

Ha sido todo un reto del cual me siento orgulloso de mi mismo porque nunca pensé que fuera a lograr algo así, y por eso quiero a animar a más gente a que lo haga porque aunque puede resultar difícil, es muy gratificante saber que has logrado algo a base de disciplina y sacrificios.

lectura-libro

Para lograr esto primero tuve que plantearme una meta a largo plazo la cual sigue en pie, que es: al año haber leído 12 libros. Metas a mediano plazo, como acabar un libro en máximo un mes y en un caso emergente, superar el promedio de libros leídos al año en México. Por último las metas a corto plazo han variado, a veces son leer x número de páginas antes de que acabe el día o bien leer al menos un capítulo.

Ahora que he cumplido con la meta de superar el promedio de libros leídos al año, no me siento satisfecho, sino motivado por seguir con el siguiente reto que es la meta a largo plazo, haber leído esos 12 libros y entonces poder decir que uno de mis hábitos es leer.

No es que me sienta más que aquellos que no leen, como una vez mencionaba mi hermano: Leer no te hace mejor persona, hay quienes leen muchos libros y son malas personas así como hay quien no lee ninguno y son buenos ejemplos. Pero por otro lado, la lectura conlleva cultura, y un país que lee es un país con interés por saber.

Por eso animo a que comiences un buen hábito como el que yo ahora tengo y no solo superes el promedio sino que todos ayudemos a elevarlo para que no sean sólo casi 3 libros al año, que sean 4 luego 5 y así hasta que la gente entienda la importancia de enriquecer y ejercitar tu cerebro con toda clase de literatura que se convierte en alimento cultural.

Inténtalo, tal vez le agarres el sabor.

bytes

Blackout: el apagón de Marc Elsberg | Reseña

Contextualicemos: estamos en Milán y un semáforo se avería repentinamente, causando un atasco en cadena y múltiples accidentes. Mientras desciende de su vehículo para comprobar qué ha sucedido, Piero Manzano, un analista informático, se da cuenta de que toda la ciudad está a oscuras. A las pocas horas, el apagón eléctrico empieza a propagarse por toda Europa: Suecia, Alemania, Francia, Austria, Bélgica, Holanda, España y Reino Unido están a oscuras. El continente se apaga en la novela de Marc Elsberg: Blackout, el apagón.

Piero Manzano es el eje conductor de esta novela repleta de personajes en distintos países, todos buscando el mismo propósito: saber qué ha ocasionado este apagón masivo y resolverlo. Piero, está seguro de que no es un fallo local. De manera involuntaria, descubre una serie de códigos maliciosos en el software de los contadores eléctricos, y con ello  llega a la conclusión de que el país (y Europa) son víctimas de una conspiración internacional.

Mientras la situación en las calles, se vuelve terriblemente ominosa, con varias plantas nucleares en situación similar a Chernobyl y Fukushima, amenazando la seguridad de millones de personas; con la sospecha de quiénes están tras este ataque masivo con miras de ser global y la infiltración insospechada en los altos mandos de gobierno y seguridad mundiales, Piero Manzano, acusado de ser culpable tras su pasado com activista (y tras tener unos mails comprometedores) deberá resolver la situación a la vez que comprueba su inocencia.

Marc Elsberg, autor de Blackouk
Marc Elsberg, autor de Blackouk

El retrato que Marc Elsberg realiza es certero contundente. El hilo narrativo principal es ser un thriller para dar con los culpables y resolver el conflicto, sin embargo, lo interesante es el trasfondo, ver cómo la sociedad pasa de ayudarse unos a otros a sobrevivir de la manera en que se pueda, esto en el lapso de pocos días.

Otro apunte interesante es sobre cómo estamos tan dependientes de la energía eléctrica. Ésta ha penetrado de tal manera en nuestras vidas que llegamos al punto en que somos inconscientes de cuan valiosa es esta para nosotros. Si nos sentimos morir cuando alguno de nuestros gadgets se quedan sin batería, como estaremos cuando nuestro refrigerador deje de conservar nuestros alimentos en buen estado, o cuando ni siquiera podamos bajar nuestros desechos del inodoro pues que el agua que llega a él no puede transitar debido a que no hay energía para ello. Miles de cosas tan pequeñas pero significativas que damos por hecho tendremos siempre pero no es así.

A pesar de las innumerables referencias técnicas (que van desde lenguaje de informática, química nuclear, energía eléctrica) Blackout es una novela fácil de seguir, con un ritmo trepidante. En sí cada personaje cumple con su propósito arquetípico: el que va a resolver el problema, el que lidera toda la operación para volver a la estabilidad, el malvado villano que actúa tras las sombras y que solo se revela hacia el final, la chica con tres apariciones pero obviamente interés amoroso del protagonista… en fin, podrá pecar de tener personajes y situaciones clichés pero no por ello es una mala novela, pues como mencioné antes, el trasfondo es lo más interesante de ello.

Conclusión: si la ven en su librería y se animan, adquieran una copia. Pasaran un rato entretenidos. En caso contrario su vida seguirá de la misma manera. Si solo se van por el trasfondo apocalíptico y el cómo la sociedad se va al carajo por esto, será su novela favorita.

Portada de Blackout
Portada de Blackout

PD: empezó con una y después hubo un momento en que cada dos o tres páginas había unas faltas de ortografía horribles. Por un momento pensé, es error de impresión, somos humanos y no hay que ser tan grammar nazi, pero después de llegar a la mitad y los errores se volvían cada vez más constantes hasta llegar al final, sí me frustré. Espero que solo haya sido mi copia, pero en caso de que sea en todo el tiraje, muy mal por la editorial y el editor/a de la misma.