Warm Bodies: Una blasfemia apocalíptica

Título: Warm Bodies/Mi novio es un Zombie
Director: Jonathan Levine
Género: Comedia/Ciencia Ficción
Duración: 98 minutos
Origen:  E.U.A.

Sinopsis:
Un virus de origen incierto ha afectado a la mayor parte de los seres humanos creando un caos apocalíptico, excepto a R, un sexy y pensante zombie quien resulta mantener cierta cordura y rastros de vida en su interior.

Oremos:
Gracias a una radiodifusora local (Magnética Fm) y el Comité Organizador de la Novena Semana de LAG, la cual se realiza al interior de mi casa de estudios, la Universidad Politécnica de San Luis Potosí, hoy tuve la oportunidad de ir gratuitamente a ver este singular largometraje.

Podemos agradecer a los mayas, o bien, a los intérpretes de su calendario, por esta oleada apocalíptica en cine y series televisivas en donde un virus convierte en seres come-hombres a la raza humana, los vampiros brillan y tienen erecciones o los hombres lobo son del tamaño de un elefante, si, para desgracia de muchos se ha distorsionado el clásico estereotipo e incluso la naturaleza de estos seres fantásticos para acaparar la atención del espectador, y sin duda, Warm Bodies no es la excepción, dispar a ello, es probablemente la historia más absurda jamás escrita hasta el momento acerca de zombies. Totalmente llena de incoherencias, chistes burdos, idealismos, situaciones utópicas y cursilería en su máxima expresión llega para rematar la ya destrozada imagen de los “caminantes”. Cabe destacar el parecido físico que al menos yo encontré en sus protagonistas con Kristen Stewart y Robert Pattinson ¿coincidencia?, sin duda Corazón Films quiere repetir la fórmula que le generó tantos millones pero con un toque más humorístico… o patético.

Pero atención, no todo esta perdido, si lo que buscas es reír un poco y eres lo suficientemente abierto como para burlarte de tan disparatada e injustificada historia, probablemente pases un rato bastante ameno. Eso si, para nada recomendaría que pagaras por ella, espera a que se pueda alquilar o verla por televisión, como dijo un camarada: “Lo bueno es que fue gratis”.

Le doy:

2 estrellas

Warm Bodies.

Pues, sí como muchas películas, buenas, malas excelentes y lo que deseen Warm Bodies, sí esa película cuyo título en español es algo así como “Mi novio es un zombie” está basada en un libro.

El libro fue publicado allá por el 2011 , por Isaac Marion , en algunos países el libro se llama “R y Julie” no sé porque recuerda vagamente a Romeo y Julieta, en fin, este libro nos presenta algo verdaderamente inusual, un zombie enamorado.

Si así, enamorado de la novia de un chico al que se acaba de comer, R, es un zombie lleno de nostalgia y melancolía que vaga por un mundo decadente y destrozado y cree que su nombre comienza con R, realmente no está seguro de ello.

Julie, es una chica, de carne y hueso sin nada podrido ni cosas raras, que se queda atrapada en la zona donde R y compañía viven, este decide ayudarla a salir, debo decir que está odisea del zombie y su “novia” es bastante.. peculiar y sí tiene escenas de humor.

Al final se adentra hasta uno de los refugios humanos más grandes todo por ella, ¿Lo que uno hace pro amor verdad? .

Al final puedo decir que las primeras escenas nos narran la vida de los zombies en un aeropuerto con actividades que resultan realmente entretenidas , y los pensamientos de R, que no olvidemos que está muerto son realmente entretenidos y dignos de considerarse, después de todo siempre se nos presentan humanos huyendo de zombies, no lo que el pobre zombie quiere.

El final, sobre que el “amor” ayuda a cambiar la percepción de vida/muerte de R y por consecuencia la de su amigo M y demás seres vivientes medio pútridos es muy chiclé hasta cierto punto y el romance pasa de forma muy rápida.

En base al libro y si se ha adaptado  o no de forma fiel, pues puedo decir que es la misma esencia , pero son  una película y un libro que deben leerse y verse bajo el propio riesgo del lector.

Podría decir que es casi tan entretenida como Orgullo, Prejuicio y Zombies; libro del cual ya les hable con anterioridad, que no es malo… es gracioso.

Así que ya saben, no esperen la gran trama, ni el gran romance, solo algo ameno que tal vez les saque una sonrisa. Y los dejo con unas palabras de R para ustedes.

 

“Me llevo una mano al pecho, sobre el corazón. Mi “corazón”. ¿Todavía representa algo ese penoso órgano? Permanece inmóvil, sin bombear sangre, sin la más mínima utilidad, y sin embargo mis emociones todavía parecen originarse entre sus frías paredes. ¿Qué me pasa? ¿Me lo estoy imaginando todo? ¿Es un placebo? ¿Una ilusión optimista? En cualquier caso, siento que el encefalograma de mi vida se altera, formando montañas y valles con los latidos de mi corazón.” – R