Parasyte [Live Action]| Reseña

De esos domingos que no tienes mucho que hacer más que estar acostado antes de comenzar el lunes con la rutina cotidiana; encontré una buena película que les quiero compartir hoy.

Parasyte es una película basada en el manga y anime del mismo nombre escrito y dibujado por Hitoshi Iwaaki, publicado en el año de 1988 y 1995.

Esta película se estreno en Japón en Noviembre de 2014  siendo la primera parte y la segunda se estreno este año, pero aun no la he podido ver.

Pero bueno, dejando de lado todos estos datos, vamos de lleno con la historia de Parasyte.

En una noche común en Japón del cielo caen bolas verdes las cuales traen en su interior unas extrañas criaturas con forma de gusano las cuales buscan su nuevo “huésped”; entrando en la persona ya sea por la boca, nariz o incluso las orejas.

Esa misma noche mientras Shinichi se encuentra adormilado una de estas criaturas trata de poseer su cuerpo pero falla, pero el parásito es persistente y logra introducirse dentro del cuerpo del adolescente por su brazo derecho, pero fallando al ser detenido por el mismo al atar sus audífonos alrededor de su brazo para evitar que avanzara hacia su cabeza.

Después de unas horas Shinichi despierta pensando que todo fue un sueño, pero se siente extraño con respecto a su cuerpo. Mientras en otro lado de la ciudad los parásitos que lograron incubar dentro de los cuerpos humanos y apoderarse de su cerebro comienzan a desarrollarse y a comer a las personas a su alrededor.

A partir de este punto el protagonista se da cuenta de que su mano derecha ya no es completamente suya, sino que el parásito que anteriormente no capturo su cerebro se encuentra dentro de su brazo combinando de manera extraña su ADN con el del humano.

Este peculiar ente que se autodenomina “Migi” (en japonés “mano derecha”) será el encargado de proteger a Shinichi de los demás parásitos que creen que ellos son una especie de vergüenza para sus especies.

Los parásitos que han poco a poco invadido la tierra se vuelven cada vez más “humanos” e incluso comienzan a comportarse como personas comunes, aprenden las tradiciones y las formas de vida de la sociedad actual. Es ahí cuando incluso dos parásitos que se han apoderado del cuerpo de un hombre y una mujer han podido concebir un bebé.

La trama se desarrolla bastante rápida y es entretenida, realmente Migi es algo encantador cuando comienza a conocer sobre el mundo que lo rodea. Aunque su poca empatía hacía otras especies hace que sea solo un ser bastante calculador en cuanto algunas circunstancias que se le presenten.

Los efectos y el contexto de la historia son muy buenos, dejando que la expectativa crezca conforme avanza la película, si bien el final de la misma es algo que no te esperas, realmente estoy segura que desearás ver con ansias la segunda parte de éste live action.

En cuanto al anime puedo decir que es un poco más lento en cuanto a la historia, quizás en unos días les traiga una nota particularmente del anime.

Y como una imagen vale más que mil palabras les dejo el tráiler para que se den una idea de lo que es está película.

Les deseo un buen inicio de semana, ya saben cualquier duda o comentario en el espacio de abajo.