Talentos Ocultos (2016) Mirar más allá de los números | Reseña

Las tres protagonistas de Talentos Ocultos

Talentos Ocultos nos muestra la historia de un grupo de mujeres afroamericanas que cumplieron un rol importante en la NASA durante la carrera espacial.

Nominada a tres premios de la Academia incluidos Mejor Película, Mejor Actriz de Reparto y Mejor Guión Adaptado.

¿De dónde viene?

En la silla del director se encuentra Theodore Melfi (quien hizo su debut con la película St. Vincent) mientras que el guión está co escrito por el mismo y Allison Schroeder. Basada en el libro Hidden Figures (título original del film) escrito por Margot Lee Shetterly.

La película cuenta principalmente con las actuaciones de Taraji P. Henson, Octavia Spencer (la nominada al premio de la Academia), Janelle Monáe (sí, la cantante que no actúa nada mal por cierto) y Kevin Costner.

Talentos Ocultos
«No podemos justificar a un Programa Espacial que no ponga nada en el espacio».

¿A dónde va?

Talentos Ocultos por el prejuicio.

Desde niña, Katherine Johnson (Henson) dio muestras de ser una prodigio en las matemáticas. Katherine trabaja junto a sus colegas Dorothy Vaughan (O. Spencer) y Mary Jackson (Monáe) como “computadoras humanas” en la división segregada del área oeste del Langley Research Center donde realizan cálculos para la NASA.

Talentos Ocultos NASA
«Cada vez que tenemos la oportunidad de progresar, nos mueven la línea de meta».

La carrera espacial inicia, la tensión entre Rusia y Estados Unidos se presentaba en cualquier ámbito. El presidente Kennedy afirma que EUA pondrá a un hombre en la luna y la carrera espacial está en su punto más crítico.

El trío de mujeres se hace paso a través de un área de trabajo dividida y hostil para realizar los cálculos necesarios para llevar a cabo tan grande hazaña.

 

Conclusión

Lo primero que van a notar es la magnífica elección de reparto, en instantes se nota la buena relación en pantalla. Se contagia la amistad de nuestras protagonistas otorgando un encanto natural a la película.

La historia se desarrolla muy bien, muestra los contrastes de una sociedad tan avanzada como para ir al espacio pero tan retrógrada como para tener baños «de color».

La película no ahonda demasiado en el drama, aunque creo que T. Melfi tiene el acierto de equilibrarlo con las situaciones de comedia que se dan entre el grupo de amigas.

Por un lado, explora la marginación y el rechazo, por el otro su condición femenina como amigas, madres y esposas. Todo lo anterior mientras se desarrollan en sus respectivas áreas de trabajo gracias a la persistencia, dedicación y talentos que ya no están ocultos para la sociedad.

 

 

Autor: Rojas

Estudiante de Filosofía| Gamer PSNID: RyuukTheHunter | Ya sé que no voy a saber qué hacer de mi vida nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *