Tinta desconocida : El chamito de rulos

Pueden imaginarse que abro un baúl lleno de telarañas y soplo sobre una página, háganlo porque esta reseña estaba a medias, llena de tachaduras y errores , con intentos de párrafos, que al final he logrado reconstruir para presentarles a un chico venezolano llamado Daniel J. Oropeza y su primer libro reseñado aquí en Plusbits titulado “El chamito de rulos”.

Antes de hablarles de su libro , les hablaré un poco de Dann .  Lo conocí en una pagina de FanFics, bajo su nick Dann 19 el primer original que tuve el placer de leer de él se titula Porque la amé“, algo bastante anti-día de las madres .

«Y sentís el último alfiler entrando, que vos mismo metiste allí. Lo sentís y ves cómo la última pompa explota. Porque morís de una sobredosis…» -Pompas de Jabón

Otra de sus obras “maestras” es sin duda “Pompas de jabón  relato, donde desde una perspectiva inusual y muy bien trabajada, te lleva a ver la vida desde el punto de vista de un chico homosexual, con esta historia tocó el podio en el concurso “Diferencias que nos Igualan” organizado por Potterfics,  con temática en apoyo a la comunidad LGBT , con orgullo digo que yo fui juez y contribuí a su puesto sin saber que era él.

Leerlo es leer entre lineas a La oreja de Van Gogh, leerlo es terminar leyendo su blog llamado La ratonera de un cuasi-escritor y por supuesto el blog “La Cueva del Escritor donde reseña, publica y critica. Leerlo es toparte con que tiene menos de diecinueve años y ya ha publicado cuatro antologías, de cuentos, tres novelas y un gran paquete de FanFics. Pero pese a esto en sus palabras :

«No me considero para nada interesante, y para nada famoso. Por lo tanto: cuasi-escritor, cuasi-crítico y cuasi-famoso. » 

Y ahora sí, vamos a por “El chamito de rulos” . Fui una de las afortunadas de tener este libro entre mis e-books antes de su lanzamiento oficial, debo esta reseña desde que ese mensaje llegó a mi bandeja .

Lo pospuse por muchas causas, entre ellas el hecho de conocerlo y querer tener tiempo para dedicarle a esta reseña, así que voy a lo primero , el prólogo del libro brilla por su ausencia, pero lanza una advertencia y vaya que qué bien que la contiene.

La advertencia consiste en decirte que espera que no te pierdas en la narración y que logres avanzar más allá de la segunda hoja, yo acostumbrada a su narrativa me lleve una sorpresa muy grata al ver que está narrado en un estilo de segunda persona muy peculiar, (y similar al que yo suelo utilizar en mis relatos) que si te descuidas puede pasar a primera y ni cuenta te has dado .

El libro esta dividido en tres secciones: la  primera la encabeza un fragmento escrito por George R. R. Martín en Juego de Tronos , la segunda parte comienza con un fragmento de J.K. Rowling en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte y el tercero con Stephen King con un fragmento de Misery.

«… Es como probar un pedacito de muerte todas las noches, quizá por eso le tememos tanto, ¿No te parece? Dormir es la pastillita que la vida nos da a probar sobre la muerte antes de enfrentarnos a la verdadera…»  – El Chamito de Rulos

Si prestas atención a estos inicios puedes darte una idea de lo que viene, pero aun así me parece bien que los colocara , el orden y los fragmentos son idóneos para la trama.

Y ya que mencioné la trama ¿De que va El chamito de rulos?

De entrada la narración te va envolviendo, pero a diferencia de muchos libros que te abruma en descripciones minuciosas, Dan traza con palabras escenas y obliga a tu mente  a rellenar los huecos.

Comienzas despertando con el personaje principal llamado Sebastian en una Venezuela lejana y futurista , realmente no sabes qué estás leyendo, una historia que transcurre en Venezuela si no lo menciona de pasada, el personaje como muchos otros tiene problemas con la “plata” y le avergüenza pedir a su padre, le va mal en el trabajo y sobrevive de aire.

Un día de parrandeo , se dispone a regresar al departamento que comparte con una friki que aún tiene libros en una era de e-books , para su suerte o desgracia choca en la entrada del metro con un cuerpo caído : Damián, un chico ciego , quien con el tacto lo recorre a media estación , presa de sus impulsos y el alcohol terminan fundidos en una cama.

« Te has parado a pensar las comas, puntos y tildes que se quedaron sin trabajo porque ya no se lee ni se escribe […] La gente que aún tiene libros en pleno 2053 es una friki, un idiota que  no termina de darse cuenta que (sic) pasaron de moda. Y lo peor es que tu vives con una de esas frikis» -El Chamito de Rulos

Sí, así, sin explicación, esto fue algo verdaderamente chocante la verdad, pero la muerte repentina de Damián dentro de la habitación de Sebastian, después de su bonita noche de pasión, probablemente lo explica todo.

La primera parte , pasa sin ir a ningún lado realmente durante la primera parte del libro, o eso puede parecer pero al comenzar la segunda te das cuenta que de la primera te quedó bien firme que el protagonista puede estar loco, o loco y que sufre por no poder desprenderse del recuerdo de Damián y sus rulos esos que tanto le gustaron cuando lo conoció.

En la segunda parte las alucinaciones se transforman en sueños, Dann nos da referencias sutiles a otras tramas a otros libros a otros autores tal vez de forma hasta inconsciente y otras muy consciente como el cuasi plagio a King en la idea principal , si has tenido la oportunidad de leer Misery, lo  entenderás .

Llegados a este punto, el protagonista ya no sabe si vive dormido, despierto o alucina, la trama se comienza a volver confusa y lo único que realmente te queda claro es que el protagonista tiene algo dentro de sí, oculto hasta de él mismo, aunque sean sólo sentimientos.

« Damián, ¿Por qué yo soy el único que te ve? / – Porque quieres verme. La gente ve lo que quiere ver, querido – sonríe-, menos yo claro.  Y todos los ciegos del mundo. Nosotros vemos lo que podemos» 

Y su sub-consciente utiliza la figura de nuestro “chamito” de rulos muerto para hacerle ver que quiera o no algo existe. ¿Es que acaso nuestro chico que tiene sexo desenfrenado y remordimientos, mató a Damián? Quién sabe… si les resuelvo eso, me cargo el desenlace y la mitad de la trama.

Y el final, no lo arruino. Pero puedo decir que muchos de los que lo han leído como yo , lo odiaron, a mí en lo personal me gustó el desenlace pese a que me dejo una sensación de “pudo haber sido mucho mejor” .

Eso es lo bueno pero ahí van los contras del libro, si no estas acostumbrado a hablar con un venezolano notarás que de repente utiliza regionalismos que chocan con la prosa en la que está escrito el texto y dentro de la misma narración existen redundancias y algunas frases chocantes.

También debo decirlo, se nota toda a leguas las inclinaciones políticas de Dann y un poquito de su critica al país donde vive aunque realmente no son de gran relevancia para la trama.

Lo que sí me fastidio un poco es la nula separación de tiempos y que a mitad de un párrafo y sin aviso previo ya transcurrieron como mil días y ni cuenta te diste , si supiste que pasó ahí.

Y otra que va por lo mismo la mezcla de escenas, sí, que en un momento dado ya no sabes donde comienza una y donde termina y se vuelve confuso, aparte de que en el ePub tiene algunos detallitos en su maquetación, pero a fin de cuenta son eso: detalles .

Si el libro hubiese sido publicado por una editorial posiblemente estos ligeros detalles, no hubieran pasado, pero al ser auto-publicado, a Dann no se los vamos a reclamar tanto.

Y así es esta novela, total y absolutamente libre de spoilers, y por si te animas a leer esa u otras obras de Dann , te aviso que están disponibles para su descarga de forma gratuita y en diversos formatos desde su blog personal .

Si algo me gusta mucho de Dann es que comparte con Plusbits su amor por compartir lo que hace con el resto del mundo.

« A veces hay que hace que las cosas sean como nosotros queremos, Damián y hacerlo a la fuerza» 

P.D. Sí,  con esta reseña se inaugura la sección "Tinta Desconocida" en la categoría de +Books ( acá libros). Todas compartirán un objetivo, dar a conocer un talento en la red.  Si quieres que reseñemos tu libro/relato/cuento no dudes en contactar lo haré con gusto *A @TanitbenNajash se le acaban los libros*

Autor: Tanit A. Martínez

Sirvo para espantar a la gente, no para retenerla, ya no una casi abogada que odia el Derecho, escritora frustrada y ociosa de primera. Libros, pizza y otoño para hacerme feliz.

Un comentario sobre “Tinta desconocida : El chamito de rulos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *