Transformers La era de la Extinción | Reseña

La cuarta entrega de los Transformers titulada: La era de la Extinción, tiene poco de haberse estrenado en cine, sin embargo, para cuando leas esto ya debe estar disponible para que la rentes o puedas comprar.

A pesar de que Michael Bay dijo que no dirigiría otra entrega de los robots, parece que el estudio Paramount le llegó al precio para que tomara las riendas de este proyecto, justo después de que se haya dado un respiro de la primera trilogía con la cinta Pain and Gain, en la cual trabajó con Mark Wahlberg, mismo que protagoniza esta nueva entrega.

Seré directo. No me gustó, y no es porque haya asesinado una parte de mi niñez, es porque la película se ve y se siente como lo que es, otra excusa para sacar más dinero aprovechando una franquicia que apela a nuestra nostalgia. La orgía de product placement es tan detestable, que te hace dudar si lo que estás viendo es una película y no un comercial extremadamente largo de casi 3 horas de duración.

Sí, los efectos especiales son impresionantes, no escatimaron en ello, pero aun así siento que los robots se ven menos reales que los que vi en la primera cinta, tal vez no sea así, pero ahora si los contemplé como objetos computarizados, tal vez es porque se me acabó la magia, pero por mi, nunca hubieran rescatado la cabeza de Megatron. Sí, está de regreso.

La película es entretenida y hay demasiada acción, lo malo es cuando es tanto movimiento que no alcanzas a percibir nada.

El guión no es nada nuevo, nuevos personajes principales, pero siguen haciendo bromas que estoy seguro les encantan a los rednecks estadounidenses. Eso tiene sentido cuando dos tercios de la cinta ocurren en Texas antes de que se trasladen a China donde todos los magnates mundiales tienen permiso para llevar a cabo procesos industriales que en Estados Unidos no permiten. Eso y porque así aumentan su audiencia en China, lo que supone un incremento en ganancias considerable.

Algo bueno es que la historia se basa más en los Transformers y la persecución a los que son sometidos después de los hechos de la 3ra cinta, como han llegado al punto en el que Optimus no quiere cooperar, pero al final debe hacerlo porque hay algo mucho más grande detrás de las estrellas que pone a la Tierra y a él mismo y sus amigos robots en problemas. Dejando a nuestros amigos humanos como los ayudantes para que el malvado plan corporativo-gobernamental no se lleve a cabo.

Por este último punto tenía mucho potencial, sin embargo no pude evitar sentir el síndrome de la comida rápida, ese en el que el modelo que se ve en la imagen está suculento, brillante y sabroso, pero cuando lo recibes, la diferencia visual es abismal.

En lo personal, con una vez que vi Transformers La era de la Extinción me bastó, tú que estás leyendo esto dale una oportunidad, puede que mis palabras solo sean las de un hombre resentido con Michael Bay por ayudar a traer de forma escueta las caricaturas de la niñez en forma de explosiones y efectos especiales.

Autor: Asaf Lopez

Director General de PlusbitsMx, ciudadano de Internet, tecnólogo, desarrollo de Web y apps para móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *